EN DIRECTO:

Se vende profesional de prestigio

La arquitecta Esther Roldán, acuciada por la crisis, se marcha a China tras convertirse, junto a su socio Víctor Longo, en una de las técnicas con mayor proyección en Asturias

 08:32  
Esther Roldán y Víctor Longo, en una foto de archivo.
Esther Roldán y Víctor Longo, en una foto de archivo.  
 MULTIMEDIA

2 ANDRÉS MONTES También para el talento éstos son malos tiempos, y la arquitecta Esther Roldán ha optado por venderse. Convencida de que «mi proyecto soy yo», el anuncio de esta puesta en el mercado tiene forma de acción artística, un vídeo de cuatro minutos en los que resume algo más de una década de actividad profesional, la que va de entrar en la arquitectura por la puerta grande a tener que buscarse oportunidades en ocupaciones alternativas y a vivir con la incógnita de si alguna vez volverá de nuevo a proyectar una casa. La historia personal de esta mujer de 35 años -con cuatro idiomas, doce años de estudio de viola y piano, vocal de cultura de la junta de gobierno del Colegio de Arquitectos y representante de esta entidad profesional en la Comisión de Patrimonio de Asturias- refleja cómo esta gran recesión puede dejar sin expectativas incluso a los más aptos y sirve para ilustrar el difícil momento de los arquitectos; pero muestra, además, que este despilfarro de capacidad y formación tiene mucho de fracaso colectivo.

El de Esther Roldán es uno de los 22 vídeos de «Véndete tú», un proyecto del artista Eugenio Ampudia para Laboral Centro de Arte orientado a «buscar personas inquietas y creativas, dispuestas a compartir con todos propuestas, habilidades e ideas que necesiten promoción y visibilidad». Ella busca a alguien que le permita rentabilizar un aspecto clave de su formación, que consiste en que «como arquitecto aprendes a mirar».

Para la «visibilidad» de Roldán, sin embargo, debieran bastar los edificios que ha proyectado junto con su socio Víctor Longo, pero no es así. Longo+Roldán, su marca profesional, con estudio abierto en Gijón desde 2002, han estado en el palmarés de los premios «Asturias» de arquitectura de los últimos años, una vez como ganadores y otras con accésits. Lo suyo comenzó en 2001, cuando ambos ganaron el concurso de ideas para proyectar el edificio de la Autoridad Portuaria en El Musel. «Nunca fui consciente de la suerte que es ganar un concurso de esas características y que además te adjudiquen el desarrollo del proyecto», reflexiona ahora. En aquel momento todo presentaba cierta facilidad para alguien con la carrera recién terminada en la Escuela de Arquitectura de Valladolid. «Nunca buscamos trabajo, seleccionábamos lo que hacíamos y apostábamos por lo que llamaríamos una arquitectura singular. Disfrutamos del lujo de dedicarnos a la arquitectura que queríamos hacer». Ese planteamiento tuvo algo de erróneo, recapacita Roldán desde la perspectiva de su momento actual, y quizá debimos «hacer una labor más comercial».

Aquel dulce momento profesional empezó a resquebrajarse en 2008, aunque la crisis los alcanzó «muy tarde. Trabajar con colaboradores externos nos permitió resistir más. No lo notábamos y quizá hubiera sido mejor darnos cuenta de ella antes. No hemos querido cambiar el modo de trabajar, la construcción siempre sufrió altibajos cíclicos y pensamos que estábamos en uno de ellos». Los honorarios de los arquitectos comenzaron a sufrir mermas notables en la competencia por la escasez de proyectos, aunque «nosotros optamos por no entrar en esa dinámica». Llegaron también las deudas incobrables -«tenemos clientes con impagos fuertes que no llevas a juicio porque sabes que no te pagan porque no tienen dinero-. No llegamos a cobrar el proyecto de la reforma de El Molinón. Podríamos reclamar al Ayuntamiento, pero ¿cómo vas a demandar a tu ciudad?»-. También está la frustración de los proyectos que nunca se materializarán por dificultades financieras. En poco tiempo «pasas de tener cierto prestigio en la profesión a no ganarte la vida, lo que hace que te cuestiones a ti misma. Estás tan volcada en tu profesión que cuando te falta tu trabajo es como si te fallara todo». Roldán asume con «dolor» este cambio drástico, resignada ya a que «nada va a volver a ser lo que era ni para nosotros ni para el resto de la sociedad. Llega el momento de asumir que una forma de entender la profesión se ha acabado y que tuve la suerte de haber vivido diez años profesionales magníficos».

El suyo es uno más de los «dramas» que se dan entre los 850 arquitectos colegiados en Asturias, «donde están cerrando estudios, con muchos años de actividad y con mucha gente en plantilla. Somos un colectivo heterogéneo, pero muy golpeado en este momento. Además, hay muchos jóvenes que acaban la carrera y no van a tener la oportunidad de trabajar en esto, que irán perdiendo la ilusión, y eso es lo peor que te puede pasar».

Su socio proyecta ahora, de forma temporal, en un estudio de Suiza. A ella le asusta «trabajar para otros, porque nunca lo hice, y además me siento muy inútil en las labores mecánicas de la profesión», pero lleva «año y pico de espera y no puedo seguir. Necesito buscar trabajos temporales interesantes para, si se desbloquea algo de lo que tenemos pendiente, regresar a ponernos a trabajar en ello». Tiene claro que quiere «volver a hacer arquitectura» y todavía alberga la esperanza de que se desbloquee la reforma de un club deportivo en Bilbao o la idea de un mercado al aire libre en la Ciudadela de Capua, en Gijón. Con esos proyectos Longo y Roldán volverían a sumar. A la espera de ellos, se prepara para irse a China a trabajar para una empresaria del mundo de la moda que quiere abrir una cadena de tiendas de ropa en Beijing. «Es una solución individual, pero en el aspecto colectivo me gustaría que revirtiera aquí toda la formación que he recibido». Y enumera sus dilatados años de formación para concluir que «a este país le he costado un dineral».

  HEMEROTECA
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà | El Diari  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya