Ministerio y sindicatos apuran el acuerdo

Bermejo y los líderes sindicales negociaban anoche, tras varias horas de reunión, una solución a la huelga de los funcionarios de Justicia

06.04.2008 | 00:00
Mariano Fernández Bermejo, en primer término, durante la reunión con los sindicatos. Mariano Fernández Bermejo, en primer término, durante la reunión con los sindicatos.

Oviedo, Idoya RONZÓN


El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y los sindicatos apuraban anoche las negociaciones para intentar llegar a un acuerdo que pusiera fin a la huelga de Justicia, que hoy cumple dos meses. Era la decimocuarta mesa de negociación y la primera con la presencia del Ministro. Al cierre de esta edición, el «tira y afloja» no había finalizado, aunque las previsiones eran optimistas. Al encuentro asistieron los secretarios de las federaciones de servicios públicos de los cuatro sindicatos (CC OO, CSI-CSIF, STAJ y UGT) y los representantes del sector de Justicia, salvo el de este último. Por parte de CC OO acudió Javier Hernández, de CSI-CSIF Juan Antonio Martín y de STAJ Miguel Ferré. A la entrada al Ministerio, los representantes de los trabajadores entrelazaron sus manos para escenificar «la unidad de la plataforma sindical», en medio de los gritos de sus compañeros, que jaleaban: «¡Toreros, toreros!».


La situación alcanzó así un grado de relativa normalidad, después de que UGT se desmarcara el viernes de la huelga y denunciara «irregularidades» en el referéndum por el que los trabajadores dijeron «no» a la última propuesta económica del Ministerio, que suponía una subida salarial de 180 euros de aquí a abril de 2009. Según UGT, en Asturias «no se utilizó un censo, no se comprobaron identidades; se dio por bueno cualquier voto, se permitió que «alguien», indeterminado, llevara a Oviedo, Gijón o Avilés los votos de los trabajadores de "poblaciones cercanas", y a los restantes funcionarios se les obligó a votar por fax». Además, apostilló: «Los lugares de votación fueron empapelados de forma escandalosa con "Vota no"». UGT afirmó que, «con estas prácticas, los otros sindicatos aniquilaron el movimiento sindical democrático, mientras condujeron al personal de Justicia a una situación sin salida».


Los funcionarios fueron a la huelga indefinida (en Asturias, el día 6 de febrero, dos días antes a nivel nacional) para reclamar la equiparación salarial con los trabajadores de las comunidades en las que las competencias de Justicia están transferidas. En estas regiones los funcionarios cobran una media de 200 euros más al mes que en Asturias. Las otras comunidades en huelga son Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Madrid (órganos centrales) y Murcia, además de Ceuta y Melilla. «A igual trabajo, igual salario» es el lema de las movilizaciones. Además del tema económico, el Ministerio trata de negociar con los sindicatos la forma en que se desatascará el trabajo pendiente.

Enlaces recomendados: Premios Cine