El Principado advierte de que necesita más dinero para sostener los servicios públicos

La mala evolución demográfica regional lastra los ingresos de Asturias en el actual sistema de financiación
Rabanal juzga «evidente» la necesidad de compensar el gasto que supone el envejecimiento de la población

16.05.2008 | 08:25

Las comunidades autónomas necesitarán más recursos para afrontar los servicios que demandan de manera creciente los ciudadanos. Y Asturias no será una excepción. Éste es el diagnóstico del consejero de Economía a la vista de la liquidación de 2006 del sistema de financiación autonómico, ahora a debate.

Barcelona

Oviedo, Juan A. ARDURA

El consejero de Economía, Jaime Rabanal, destacó ayer que los datos de la liquidación del sistema de financiación correspondientes a 2006 reflejan que los ingresos de la Administración central han evolucionado por encima de los de las comunidades. Esta situación, unida a la mayor presión que recae sobre las administraciones regionales para la prestación de servicios, desemboca en «un problema de insuficiencia» que, a juicio de Rabanal, deberá ser tenido en cuenta al abordar la reforma del modelo.

Al advertir de ese problema de insuficiencia, común a todas las autonomías, el Principado envía un mensaje claro: las comunidades autónomas necesitarán más recursos para afrontar la creciente prestación de servicios. Y Asturias no será una excepción.

La Secretaría de Estado de Hacienda hizo públicos el miércoles los datos referentes a la liquidación de la recaudación del IRPF, el IVA y el Fondo de Suficiencia, correspondientes a las comunidades durante 2006. En ese año Asturias recibió 2.905 millones de euros, lo que la sitúa en un porcentaje de 2.700 euros por habitante, prácticamente en la media del país. El Principado percibió el 2,6 de la financiación mientras que su población supone el 2,5 del total de las quince comunidades incluidas en el régimen común (todas, a excepción de la Comunidad Foral navarra y el País Vasco, que se rigen por el denominado sistema de cupos. Ambas pagan una cantidad en función de los servicios que les presta el Estado). Asturias ocupó en 2006 la octava posición en financiación por habitante, por detrás de Galicia (2.768 euros) y por delante de Cataluña (2.652 euros) en un ««ranking» liderado por Cantabria (3.146 euros por habitante).

El Principado, además, fue la comunidad autónoma donde menos crecieron los recursos procedentes de la financiación autonómica, un 74 por ciento, en el período comprendido entre 1999, año base del sistema actual, y 2006. Murcia, Madrid, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Cataluña lideran esa clasificación con incrementos que van del 96,5 por ciento al 112,6 por ciento en esos ocho años. Este dato está estrechamente ligado a la evolución demográfica, ya que Asturias es la única comunidad autónoma de España que perdió habitantes en ese período.

El crecimiento de los ingresos por impuestos (IRPF e IVA) es superior en las comunidades con mayores crecimientos de población. Es decir, Asturias también está en desventaja respecto a las comunidades de mayor incremento demográfico en los últimos años, sobre todo como consecuencia de la llegada de población inmigrante.

El Gobierno asturiano ya ha señalado al envejecimiento de la población como uno de los criterios que planteará a la hora de negociar el nuevo modelo de financiación. El consejero de Economía considera «una evidencia» que el envejecimiento de la población repercute de manera directa en el coste de un servicio básico como la sanidad.

Ana Rosa Migoya, consejera de Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno, eludió ayer valorar la oferta que, según adelantó Álvaro Cuesta, realizará el Gobierno central en el debate de la financiación consistente en reforzar la capacidad fiscal de las autonomías. «Cuando haya una propuesta concreta la valoraremos», declaró Migoya.

El presidente del Parlament, Ernest Benach, afirmó ayer que los déficit de Cataluña no pueden esperar más, por lo que consideró que es «necesario» cerrar un acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación antes del mes de agosto.

Benach hizo estas declaraciones en la apertura de la mesa redonda «Infraestructuras y contenidos, una oportunidad para Catalunya», que tuvo lugar ayer en la Cámara catalana para conmemorar el «Día mundial de las telecomunicaciones», mañana, día 17.

Benach afirmó que el déficit fiscal es un «lastre» y que es «imprescindible» el nuevo modelo de financiación, además de «porque lo dice la ley», porque la comunidad catalana lo necesita, según recogió la agencia «Europa Press».

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, avanzó ayer que el objetivo del Gobierno central es tener listo el nuevo modelo de financiación autonómico para el próximo mes de agosto, aunque admitió que se trata de una negociación compleja «a dieciséis, entre las quince comunidades autónomas y el Gobierno». Tanto la FSA como el Gobierno regional eran partidarios de posponer la negociación del nuevo modelo de financiación a la superación de la actual situación económica, un criterio también defendido por el ex presidente del Gobierno Felipe González, pero Zapatero ha optado por abordar el asunto ya.

noticias de La Nueva EspañaMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Nueva España