Principios y finales

 
Principios  y finales
Principios y finales  

PEDRO DE SILVA En apariencia, tras la guerra abierta en el PP hay una disputa política de fondo. Para unos no habría modo de organizar una mayoría de derechas en España sin el nacionalismo moderado, con el que hay clara sintonía ideológica, y al que hay que respetar. Para otros el nacionalismo moderado está contaminado de separatismo, con cuanto esto significa en el caso vasco. La cuestión en debate sería, así, el grado de fortaleza con que unos y otros defienden la unidad de España. Sin embargo cabe pensar que esta disputa es un pretexto, aunque aparente y ampuloso. En 1996 Aznar gana las elecciones y da un giro radical hacia los nacionalistas para formar su mayoría. ¿Alguien duda de que hoy el PP volvería a actuar igual? Lo que defiende la oposición a Rajoy, en el fondo, es la ortodoxia del devocionario; luego ya habrá ocasión de pecar. La apelación a los principios suele ir siempre de lo mismo.

Dursa
/div>

Síguenos también en . . .

Facebook LNE Twitter LNE
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya