Los hechos

11.05.2010 | 10:03

Sobre las 10.36 del 12 de junio de 2008, D. C. Á. estacionó su Renault Mégane en una plaza de aparcamiento de la zona azul en la calle Celestino Villamil de Oviedo.


D. C. Á. sacó un tique que le permitía aparcar hasta las 11.18 de la mañana. Con un rotulador falsificó no sólo la hora límite de estacionamiento que aparecía en el resguardo, aparentando que podía aparcar hasta las 14.18 de la tarde, sino también la cantidad que había pagado, que era de 50 céntimos y que hizo aparecer como si hubiese depositado euro y medio.


Un empleado de la empresa Eysa se dio cuenta del engaño y avisó a la Policía Local, que no sólo retiró el vehículo del aparcamiento, sino que le denunció por falsificación y estafa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine