La famosa volverá a Llanes este verano para asistir a la boda de su sobrina

13.05.2010 | 09:47

Oviedo, R. L. M.


Está enamorada de Asturias. Las primeras óperas en el Campoamor, las tardes en Celorio con la pandilla, la playa, las fiestas, los amores... Para Carmen Lomana decir Asturias es decir siempre «algo maravilloso». Por eso no dudó en ayudar a su «amiga del alma» en su proyecto de apoyo a las personas con síndrome de Down del Principado de Asturias. «Cuando me llamó Marga no lo dudé, ella es amiga de la "pandi" de toda la vida y la adoro, y, además, tiene un proyecto maravilloso en Asturias», explica Carmen Lomana.


La viuda de aristócrata, empresaria, asegura que su adiós al programa «¡Más que baile!» no le ha resultado doloroso, porque «me he superado a mí misma y estoy muy contenta de haber podido hacerlo. Además, sólo me he perdido un programa, el de la final», explica Lomana. Ella, que impregnó de glamour el escenario, siempre sin ceder en ciertos atuendos, explica con gracia que «una vez me pusieron una especie de ropa deportiva para bailar el "urban dance", pero era una cosa muy sofisticada y estuve a gusto», concreta. Lomana volverá a Asturias este verano para asistir a la boda de su sobrina, que se celebrará en septiembre en el concejo llanisco. «Además, mi hermano vive en Oviedo, y yo sólo puedo decir cosas agradables de esa ciudad», remata. Eso sí, siempre rodeada de elegancia, que para eso es Carmen Lomana.

Enlaces recomendados: Premios Cine