La «cuna» de la minería de carbón

- El hallazgo de un documento certifica que la mina de Arnao, en Castrillón, se explotaba ya en 1591
- La explotación, el primer pozo abierto en Asturias, aportó mineral en el siglo XVI con destino a Portugal

20.05.2010 | 13:28
Desde la izquierda, Guillermo Laíne, Ramón Martínez Campo, Ángela Vallina e Iván Muñiz, ayer, mostrando una fotocopia de la carta.
Desde la izquierda, Guillermo Laíne, Ramón Martínez Campo, Ángela Vallina e Iván Muñiz, ayer, mostrando una fotocopia de la carta.

Piedras Blancas


Los arqueólogos Iván Muñiz y Alejandro García hallaron hace unos meses, de forma fortuita, un documento original en los archivos del Ministerio de Cultura que data en el año 1591 el inicio de la explotación de la mina de carbón de Arnao (Castrillón). El documento es una carta de puño y letra de fray Agustín Montero al Rey Felipe II para que apoye la explotación de la mina.

«La documentación encontrada nos permite decir que Arnao es la cuna, un santuario de la minería del carbón en España», aseguró ayer el concejal de Hacienda y Patrimonio de Castrillón, Ramón Martínez Campo, en la presentación pública del documento, en un acto en el que, además de los arqueólogos, estuvieron la alcaldesa, Ángela Vallina, y Guillermo Laíne, de la empresa Sadim, del grupo Hunosa, que acometerá la rehabilitación de la mina de Arnao.

Fray Agustín Montero, según explicó Iván Muñiz, era el representante en Asturias de una institución señorial, el monasterio del Carmen de Valladolid, y ya había llevado a cabo otras prospecciones en la zona oriental asturiana. En 1587 había descubierto una mina de cobre en Cabrales. Fray Agustín Montero procedía del pueblo castrillonense de Naveces, y cuando comenzó las prospecciones en otras minas de Arancés encontró una «piedra negra» que hizo analizar y llegó a la conclusión de que se trataba de material energético.

El hallazgo lo puso en conocimiento del Rey Felipe II para que diera el permiso de explotación y para acordar el canon. «Así, en el siglo XVI se puso en marcha la primera mina de carbón en Asturias y posiblemente en la península Ibérica», indicó Muñiz. Por aquel entonces, la explotación era al pie del acantilado de Arnao, sobre el material que iba arrastrando el mar a la costa. El carbón que se extraía en Arnao se llevaba a Portugal: los barcos partían del puerto de Avilés rumbo al de Lisboa.

El hallazgo de la documentación sobre Arnao fue casual, dentro del trabajo de investigación que realizan Iván Muñiz y Alejandro García sobre la historia del empleo en Asturias del carbón mineral. «En ese proceso de consulta de la documentación custodiada por el Ministerio de Cultura, surgió la sorpresa da dar con la carta y otros legajos que permiten la revisión de la historia de la mina de Arnao», indicó Muñiz. Y el concejal Ramón Martínez añadió: «La de Arnao es una mina bajo el mar. Hasta ahora decíamos que el pozo era el "güelo" de los pozos de Asturias porque creíamos que era el primero en relación con su explotación, a mediados del siglo XIX, por la real Compañía Asturiana de Minas. Ahora podemos decir que Arnao es la cuna de la minería de carbón en España», dijo Ramón Martínez.

La alcaldesa, Ángela Vallina, añadió que «Castrillón empieza a recuperar su pasado y su patrimonio con las excavaciones para sacar a la luz el castillo de Gauzón, donde se cubrió de piedras preciosas la Cruz de la Victoria, y con la rehabilitación de la mina que ahora sabemos la importancia económica que tuvo para Felipe II y su imperio». La regidora reclamó al Principado y al resto de las administraciones públicas del Estado apoyo económico para recuperar y mantener ambos proyectos. «El Principado no puede ignorar el descubrimiento de Arnao y debería implicarse, no puede ignorar el patrimonio que hay aquí y que está sacando adelante el Ayuntamiento sólo con los fondos "Feder". El presidente de Asturias, independientemente del partido político al que pertenezca debería apoyar estos proyectos».

El Ayuntamiento de Castrillón tiene prevista una inversión de 5 millones de euros hasta finales de 2011, de los que 3,5 provienen de la Unión Europea, para rehabilitar la mina de Arnao, que se abrirá al público dentro de un año. «Nuestro objetivo es poner el patrimonio al servicio del pueblo, sin olvidar que es un pilar turístico para el concejo, la comarca y para Asturias», manifestó Ramón Martínez.

Las obras comenzarán de inmediato, según indicó ayer Guillermo Laíne. El técnico de Sadim ya realizó un estudio preliminar de la caña del pozo de la mina y de un tramo de las galerías. El estudio ha puesto de manifiesto la singularidad de los corredores subterráneos de la mina de Arnao frente a las técnicas utilizadas en otros pozos asturianos, Gran parte de las galerías se sustentan bajo bóvedas de cañón construidas en ladrillo macizo, que están en buen estado de conservación. En el proyecto que se acometerá en Arnao se rehabilitarán unos cien metros de galería, a los que tendrán acceso los visitantes.

Las visitas turísticas comenzarán en el centro de interpretación en el que se reconvertirá el antiguo casino de la Real Compañía. Los visitantes bajarán en ascensor por la caña del pozo hasta las galerías. Los turistas saldrán por la cota de playa.

Enlaces recomendados: Premios Cine