«Lucharemos para que Asturias no vuelva otra vez a la casilla de salida», señala Prendes

El primer diputado de UPyD en la Junta afirma que el resultado «nos consolida como un partido vertebrador de España»

26.03.2012 | 11:54
Ignacio Prendes celebra su acta de diputado, ayer, en un hotel ovetense.
Ignacio Prendes celebra su acta de diputado, ayer, en un hotel ovetense.
Galería de fotos: UPyD

Oviedo, Eloy MÉNDEZ

«Objetivo cumplido». Ignacio Prendes abrió ayer la puerta de la Junta General a Unión, Progreso y Democracia (UPyD) al convertirse en el primer diputado autonómico de la formación liderada por Rosa Díez. Aunque su escaño no será decisivo para decantar en uno u otro sentido la Presidencia del Principado, a la espera del recuento de los sufragios procedentes del exterior, la militancia celebró por todo lo alto su estreno parlamentario en un céntrico hotel ovetense. «Somos la única novedad con respecto a los comicios de mayo», dijo el cabeza de lista, tras asegurar que luchará para que «Asturias no vuelva a la casilla de salida tras los errores acumulados durante los últimos meses».

«Nos hemos convertido en el único partido que crece desde las últimas elecciones, con un 27 por ciento más de votos en términos absolutos», señaló Prendes, que agradeció a los casi 19.000 ciudadanos que le prestaron su apoyo «haber sido valientes para romper el bloqueo político e institucional en el que ha vivido la región». «Habéis demostrado el valor de la ciudadanía democrática, de quien no espera nada a cambio, habéis hecho historia», manifestó, ante unos simpatizantes eufóricos que no pararon de vitorear al diputado electo por la circunscripción central durante toda su intervención. Además, se mostró convencido de que el resultado de ayer «nos consolida como un partido nacional que aspira a vertebrar y cohesionar España, porque conseguimos otro puesto en las instituciones».

Y eso que la fiesta pudo haber sido incluso mayor, ya que UPyD permaneció, hasta que se llegó al 73% del escrutinio, como el partido que desnivelaba el empate a 22 escaños entre la izquierda (PSOE e IU) y la derecha (Foro y PP). «Se ha perdido mucho tiempo y Asturias necesita un Gobierno que gobierne, que dé estabilidad y que inicie las reformas necesarias», manifestó Prendes, que se mostró abierto al diálogo con el resto de fuerzas porque «nosotros no creemos en cordones sanitarios ni en la política de bloques».

El abogado gijonés lamentó además el bajo índice de participación, el menor de la historia democrática en unas autonómicas, con poco más del 55%. «Es un dato muy preocupante, que deja claro que la política en el Principado se ha hecho hasta ahora de espaldas a los asturianos, expulsando a mucha gente de las urnas», sentenció. Y se marcó como objetivo inmediato de su partido «rescatar a todos esos ciudadanos que se han quedado huérfanos por culpa de unas élites dirigentes desconectadas de la realidad». En este sentido, adelantó, «trabajaremos por el cambio profundo que nuestra tierra y toda España necesita, para encabezar la regeneración democrática que nos merecemos».

También tuvo un guiño para sus compañeros andaluces, que se quedaron ayer fuera del Parlamento autonómico a pesar de haber sumado más de 127.000 sufragios. «No les han faltado papeletas, sino porcentaje» para conseguir representación. Por eso, aprovechó para pedir un «cambio de la ley Electoral que la haga más justa», uno de los mensajes más recurrentes de UPyD. Y también tuvo palabras de agradecimiento para los militantes asturianos, «que hemos conseguido este éxito partiendo de cero, porque nadie nos ha regalado nada». «No nacimos con vocación minoritaria, sino con vocación institucional y, a partir de ahora, entramos de lleno en el Parlamento asturiano», remató. «Cambiará mi vida y, seguramente, no acertaremos en todo, pero os pido que colaboréis con la misma generosidad que hasta ahora», les indicó, con la voz quebrada, para cerrar una noche que marcará un antes y un después en la trayectoria regional de la formación.

Enlaces recomendados: Premios Cine