Los socialistas ganan y Javier Fernández ofrece diálogo «cuanto antes» para gobernar

Los dos partidos de la derecha mantienen la mayoría absoluta en la Junta General y muestran su voluntad de llegar a acuerdos - IU sube un diputado y llega a cinco escaños, y UPyD entra en la Junta en las elecciones con la abstención más alta de la historia - ?Foro pierde tres diputados y el PP se estanca en diez, mientras que el PSOE aspira a arrebatar otro a los casquistas con la emigración

26.03.2012 | 13:04
Los socialistas ganan y Javier Fernández ofrece diálogo «cuanto antes» para gobernar
Galerías de fotos: PSOE | Foro | PP | IU | UPyD

Oviedo, E. LAGAR

El_PSOE asturiano logró ayer la victoria en las elecciones autonómicas asturianas con la mayor abstención de la historia (un 44,08%, casi un 11 por ciento más que en la convocatoria de la año pasado). Los socialistas recibieron el 32,01% de los votos y lograron 16 diputados, uno más que en 2011. Pese a que el candidato socialista no tiene mayoría para gobernar en solitario, ante el abierto desacuerdo entre los dos partidos de la derecha que marcó la última legislatura y que precipitó la convocatoria anticipada de elecciones, Javier Fernández mostró anoche su disposición a dialogar «cuando antes» con el resto de partidos al objeto de encabezar un nuevo gobierno del Principado.

La derecha asturiana, Foro y el PP, retuvo ayer la mayoría absoluta en el Parlamento asturiano, aunque el partido de Álvarez-Cascos resultó el más dañado en estas elecciones anticipadas convocadas por él mismo. Foro fue la formación que mayor porcentaje de votos perdió de todas las que concurrieron. Se dejó en el camino electoral de ayer un 4,85 por ciento de votos respecto a 2011 y perdió tres escaños. Desciende de 16 a 13 diputados. Los populares, en cambio, no han logrado más diputados y se quedan en 10 escaños, pero lograron un 1,59% más de los votos.
Pacto, pacto, pacto

Los dos candidatos de la derecha asturiana, Mercedes Fernández (PP) y Francisco Álvarez-Cascos (Foro), mostraban anoche, en términos generales y sin entrar en mayores precisiones, su voluntad de dialogar. La secretaria general del PP nacional, María Dolores de Cospedal, destacó la victoria conjunta de la derecha en Asturias –subrayando no obstante la pérdida de votos de Foro y el incremento en las filas populares– y se mostró partidaria a facilitar la gobernabilidad de la región. Cascos, por su parte, en ningún momento de su intervención para valorar los resultados de Foro se postuló como presidente regional y aseguró que en esta nueva legislatura «serán imprescindibles el diálogo, los acuerdos, los pactos, las renuncias parciales, la aceptación de tesis ajenas, la colaboración y el respeto».

Además del PSOE, hubo más ganadores en la noche electoral de ayer. Izquierda Unida, pese al aumento de la abstención que hizo perder votos a socialistas, populares y foristas, recoge 4.094 votos más que en la convocatoria de 2011 y alcanza 5 diputados, uno más de los cosechados en los anteriores comicios.

El electorado asturiano se inclinó en la convocatoria de ayer más hacia la izquierda que hace un año. La suma de los votos del PSOE y de IU supusieron el 45,81 por ciento de los votos, un 5,6% más que en marzo de 2011. La derecha asturiana, aunque retiene la mayoría (la suma de votos a PP-Foro fue el 46,35%), perdió un 3,26 por ciento con respecto a los sufragios recibidos en las autonómicas del año pasado. La mayor parte de este descenso de respaldo popular es imputable al descalabro del partido de Álvarez-Cascos.

La gran novedad de las elecciones de ayer fue, sin duda, la entrada de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en el Parlamento asturiano. Su candidato, Ignacio Prendes, obtuvo un escaño en la Junta General. La formación política liderada a nivel nacional por Rosa Díez logró el 3,75 por ciento de los votos o, lo que es lo mismo, 18.739 sufragios. Como ocurre en el caso de IU, también UPyD recibió más votos en términos absolutos en la anterior convocatoria electoral en Asturias, cuando votaron al partido magenta 14.640 asturianos.

La llave, en el aire

Con los votos escrutados anoche UPyD no tendrá el papel de «llave» del Gobierno que algunas encuestas le atribuían. Sin embargo, el recuento del voto emigrante podría hacer cambiar el juego de equilibrio político en el Parlamento asturiano pues los socialistas no descartan aumentar un diputado más en el Occidente en detrimento de Foro y gracias a los sufragios recibidos del extranjero. En ese caso el voto de Ignacio Prendes decidiría la mayoría absoluta.

A la espera del recuento del voto emigrante, que se producirá pasado mañana, miércoles, la distribución de los escaños en las circunscripciones oriental y occidental se mantiene idéntica a la de la convocatoria de 2011. En el Oriente, el PSOE logró 2 diputados, otros 2 Foro y un diputado el PP. En esta circunscripción es donde mayor incremento porcentual de votos registraron los populares.

En el Occidente, el PSOE, el PP y Foro mantienen los dos diputados que habían obtenido en las pasadas elecciones. Sin embargo, en esta circunscripción es en la única donde se reduce, en porcentaje, el voto socialista con respecto a las elecciones de 2011.

Foro pierde votos en todas las circunscripciones, pero es en la circunscripción central, la más populosa, donde la pérdida de apoyos al partido de Cascos se hace más notoria. Así, en la circunscripción central, Foro descendió un 5,48 por ciento con respecto a 2011.

Enlaces recomendados: Premios Cine