21 de mayo de 2012
21.05.2012
Cambios en la cúpula universitaria
 

Benjamín Rivaya, nuevo decano de Derecho tras superar por diez votos a Villaverde

El profesor de Filosofía del Derecho tiene como objetivos la doble titulación en Derecho y Administración de Empresas y el grado de Criminología

20.03.2012 | 04:22
Benjamín Rivaya recibe una felicitación tras confirmarse su triunfo en las elecciones al decanato de Derecho.

Oviedo, José A. ORDÓÑEZ


La Facultad de Derecho de la Universidad de Oviedo tiene nuevo decano: Benjamín Rivaya (Oviedo, 1963). Este profesor de Filosofía del Derecho, que lleva veintitrés años en el mundo de la docencia, se impuso en las elecciones al decanato celebradas ayer a Ignacio Villaverde, el otro aspirante, por un apretado margen de diez votos. El ganador obtuvo 63, por los 53 del catedrático gijonés de Derecho Constitucional. Además, se registraron ocho sufragios en blanco.


El nuevo decano aseguró anoche, en declaraciones a LA NUEVA ESPAÑA, que tras las elecciones se abre una etapa en la que le gustaría «contar con todos y que nadie se quede excluido». Así, afirma que uno de sus principales objetivos en el cargo es alcanzar consensos básicos en los temas más importantes para la Facultad de Derecho y lograr que las relaciones sean «lo más armónicas posibles».


Una de las primeras actuaciones oficiales de Benjamín Rivaya como decano será una visita al módulo terapéutico de la prisión de Villabona, que considera «todo un ejemplo» para la reinserción social de los reclusos. «Me gustaría reconocer el magnífico trabajo que se está haciendo en el centro penitenciario en esa materia,» subraya.


El decano aboga por facilitar un tránsito al «plan Bolonia» que no sea traumático. Y es que, según explica, el nuevo grado estará implantado por completo en el plazo de un par de años y «debemos tener muy en cuenta a los alumnos de la antigua licenciatura, para que no se sientan discriminados en ese nuevo escenario».


Además, entre sus planes también está la posible implantación de un doble grado en Derecho y Administración de Empresas, algo que considera «muy interesante». Además, Rivaya confiesa que tiene un «empeño especial» en contar con un grado de Criminología al amparo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oviedo. El nuevo decano no es partidario de los «numerus clausus» y defiende que los estudios sigan siendo abiertos, al menos mientras la situación universitaria lo permita. Una de las posibilidades que apunta es que el primer curso sea selectivo.


Tras reconocer que la jornada de ayer fue «muy larga» pero que, finalmente, «acabó bien», Rivaya tuvo palabras de agradecimiento para el anterior decanato. «Sus miembros me han expresado su total disposición para el relevo y no cabe duda de que supondrá una ayuda inestimable».


Para finalizar, el decano de Derecho aseguró que recibe cada voto como «un voto de confianza» y recordó que se presentó a las elecciones porque así se lo plantearon «personas distintas y desde posiciones distintas», entre ellas representantes del alumnado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine