Arenas y Griñán ofrecen diálogo a IU para garantizar un Gobierno «estable»

El líder del PP habla de «humildad» y el del PSOE dice que los socialistas «no se arrugan en los momentos de dificultad»

26.03.2012 | 05:47
Griñán saluda a sus seguidores, anoche en Sevilla.
Griñán saluda a sus seguidores, anoche en Sevilla.

Sevilla, Agencias


El presidente del PP andaluz y candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, mostró anoche su satisfacción por la victoria del PP en la comunidad y prometió «diálogo» para garantizar «la estabilidad y la gobernabilidad» de la comunidad. «Hasta aquí hemos llegado. Hemos ganado las elecciones. Seremos el partido del diálogo. Es el momento en que Andalucía exige más diálogo y aquí estaremos desde el principio hasta el final», aseguró.


Arenas salió al balcón de la sede regional del PP para hablar ante los casi dos centenares de personas que le esperaban, y lo hizo arropado por la dirección del PP andaluz y los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, y Empleo, Fátima Báñez, además del presidente de Extremadura, José Antonio Monago, que llegó al poder gracias a la abstención de IU tras los comicios del 22 de mayo de 2011.


El líder de los populares en la región señaló que por «primera vez en la historia» su partido gana las elecciones andaluzas, algo que consideró un «hecho histórico», y anunció que el PP se va a comportar «como lo que somos: la primera fuerza política» de Andalucía.


Arenas se comprometió a estar «al servicio» de Andalucía desde el Parlamento «apoyando todas las iniciativas que sean positivas para la comunidad», así como «a la altura de las circunstancias y de la historia», manteniendo la «humildad» exhibida en la campaña.


Quiso hacer un reconocimiento a todos los andaluces que ayer confiaron en otras fuerzas, y destacó las conversaciones que mantuvo con el candidato socialista, José Antonio Griñán, y de IU, Diego Valderas, quienes le felicitaron por la victoria, y a los que trasladó su respeto.


De su lado, Griñán se comprometió a poner todo el empeño y el esfuerzo en conseguir que Andalucía tenga un Gobierno «estable» durante los próximos cuatro años, para lo que le hará falta llegar a un pacto con IULV-CA, que ha duplicado sus resultados electorales.


En una comparecencia multitudinaria con la presencia de parte de su Gobierno, de la ejecutiva del PSOE y decenas de militantes, Griñán afirmó: «No era optimismo, lo he venido diciendo y ha quedado claro que hemos dado la vuelta a las encuestas». «Hoy (por anoche) ha sido un gran día para un gran partido que se crece en los momentos de dificultades y no se arruga», exclamó.


Constantemente interrumpido por los aplausos, y sin admitir preguntas de los periodistas, el candidato recordó que ningún partido ha sacado mayoría suficiente para gobernar y que esto obligará al entendimiento entre las distintas fuerzas.


Griñán resumió su estado de ánimo con la palabra «gratitud», que hizo extensiva a todos los andaluces por volver a otorgar «un gran respaldo al PSOE en unas circunstancias económicas y sociales muy difíciles». Recalcó que el PSOE ha recuperado «buena parte de la confianza perdida» el 20-N y dio gracias también a los militantes por hacer una campaña «extraordinaria».


El PSOE, agregó, nunca había vivido una campaña tan difícil, «con tanto en contra, y, sin embargo, ha salido a flote y prácticamente ha logrado los mismos votos que el PP».

Enlaces recomendados: Premios Cine