El PSOE arrebata la hegemonía a los casquistas, que pierden 12.480 sufragios

La izquierda revierte la situación de 2011 y supera en apoyos a la derecha l Los socialistas ven en el resultado un voto de castigo a Moriyón

26.03.2012 | 05:47
Un gijonés extrae su carné de identidad para ejercer su derecho al voto en una mesa electoral instalada en la estación de Pedro Duro.
Un gijonés extrae su carné de identidad para ejercer su derecho al voto en una mesa electoral instalada en la estación de Pedro Duro.

Gijón, R. V. / C. J. / M. S. / R. G.


La izquierda gijonesa logró revertir ayer con solvencia los resultados electorales autonómicos cosechados hace casi un año. La del PSOE fue la lista más votada, y la suma de los votos socialistas a los de IU, formación que experimentó un notable avance, supone el 46,13% de los sufragios, frente al 45,02% de la suma de los apoyos de Foro, segunda fuerza en Gijón, y Partido Popular. Hace diez meses, la derecha había vencido en la villa de Jovellanos con notable holgura, con el 49,19% de los sufragios frente al 40,04% de la izquierda.


Los resultados electorales en Gijón arrojan malas noticias para el PP, que no consigue elevar su techo pese a una ligera mejora porcentual, pero sobre todo para Foro Asturias. Los casquistas han perdido casi 12.500 votos respecto a los comicios de 2011, una pérdida sangrante en la ciudad tótem para su máximo dirigente y una mancha indisimulable para un ayuntamiento gobernado por las siglas FAC, con apoyo efectivo del grupo de concejales populares que comanda Fernández Pardo.


Los socialistas gijoneses, satisfechos con el resultado local, no tardaron anoche en pedir cuentas al gobierno local y en relacionar la caída de Foro en Gijón con la percepción negativa que los votantes tienen de la labor municipal del equipo que comanda Carmen Moriyón.


Y para los populares, porque el efecto Cherines apenas ha tenido incidencia en la localidad natal de la candidata. Desde el entorno de la cabeza de lista del PP se criticaba ayer el «escaso entusiasmo» que puso el PP gijonés durante la campaña en el apoyo a Mercedes Fernández. Aguas turbias corren -y parece que seguirán corriendo- en las relaciones de los populares de Gijón con la sede regional.


Para Jorge Espina, portavoz de Izquierda Unida-Los Verdes en el Ayuntamiento de Gijón y presidente del consejo político de la formación en la ciudad, los resultados de anoche confirman que «somos una fuerza al alza», pues como recordó «ya en la generales obtuvimos buenos resultados y ahora estamos doblemente satisfechos». Para Espina, lo conseguido por su formación política «nos dice que Izquierda Unida es una fuerza consolidada con tendencia ascendente. En la subida de más de 5.000 votos de IU, 3.000 son de Gijón». El líder local de IU considera esta marea un buen indicio para las próximas municipales, «donde podríamos conseguir cuatro o cinco concejales».


También era una fiesta anoche la sede de UPyD. «Estamos contentísimos», relató anoche, tras el cierre de la jornada electoral Armando Fernández Bartolomé, coordinador de UPyD en Gijón, que participaba sin disimulos de la alegría colectiva que inundó al partido cuando el escrutinio de votos les asignaba su primer diputado en Asturias. La entrada de UPyD en la Junta General del Principado es el resultado, según Fernández Bartolomé, de «mucho esfuerzo». Y añadió: «Hemos sido unos corredores de fondo, avanzando poco a poco y abriéndonos camino a contracorriente».


Circunscribiéndose únicamente a Gijón, los datos también han sido favorables al mensaje de Unión, Progreso y Democracia. Su máximo representante en la ciudad destacaba ayer que «hemos subido del 3,98 por ciento de los votos al 4,75». Tras el apoyo recibido en las urnas, Armando Fernández Bartolomé asegura que «nuestro escaño en la Junta será una voz distinta, con mucho sentido del pragmatismo político».


Tanto la dirección local de Foro Asturias en Gijón como el PP gijonés declinaron anoche, tras el escrutinio, valorar los resultados electorales.

Enlaces recomendados: Premios Cine