Multitudinario adiós a Gerardo Herrero

La catedral de Oviedo se ha quedado pequeña ante la afluencia de personas que acudieron a la despedida del fiscal superior de Asturias

26.03.2013 | 18:38
Multitudinario adiós a Gerardo Herrero

Un multitudinario funeral en la catedral de Oviedo ha servido hoy de despedida al fallecido fiscal superior de Asturias, Gerardo Herrero, que murió el pasado domingo, entre elogios a su carácter ecuánime y moderado en lo personal y en lo profesional, y a la entrega absoluta a su tarea.

La basílica ovetense ha acogido las exequias por Herrero, fallecido tras un infarto a los 62 años, oficiadas por el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, en un abarrotado templo en el que han estado presentes representantes de la política, de la judicatura, de las Fuerzas de Seguridad del Estado y del mundo empresarial.

La esposa y los dos hijos del fiscal fallecido, que siguieron profesionalmente las dos grandes pasiones de su padre, la música y el cine, han seguido la ceremonia acompañados por el presidente del Principado, Javier Fernández, y por el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, entre otras autoridades.

A su salida del funeral, Fernández ha recordado que Herrero no era sólo un fiscal "eficiente y respetado" sino una persona "ecuánime, moderada y sensata" cuya "inesperada" y "brutal" muerte ha "impactado" al conjunto de la sociedad asturiana.

Junto al presidente asturiano ha seguido la ceremonia religiosa el fiscal general del Estado, que había acudido horas antes a la capilla ardiente instalada en una sala del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que ha puesto a Herrero como ejemplo "de "entrega absoluta a una vocación y a una profesión".

"En el tiempo que llevo de fiscal general he podido comprobar de primera mano su lealtad, su honestidad profesional y sobre todo su extraordinaria calidad del servicio", ha subrayado Torres-Dulce tras asegurar sentirse "entristecido" por la mala del fallecimiento de "un hombre bueno y un fiscal extraordinario" que había luchado por lograr un Ministerio Público "más autónomo y más independiente".

Al funeral han asistido también, entre otros, dos exjefes del Ejecutivo regional, Pedro de Silva y Antonio Trevín, así como el presidente de la Junta General, Pedro Sanjurjo; el alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, y varios consejeros del Gobierno autonómica además de representantes de todo el arco parlamentario.

En su homilía, el prelado ha dicho que "en el Palacio de Justicia del cielo" Herrero "no se va a encontrar ajeno" y se encontrará "con un abogado inesperado, el mismo Dios" que, ha añadido Sanz Montes, saldrá en su defensa de manera irrefutable y no tendrá escollos "para probar ante el tribunal la bondad última de su defendido".

Gerardo Herrero (Oviedo, 1950) falleció el pasado domingo, a consecuencia de un fallo cardiaco mientras daba un paseo, tras una trayectoria profesional marcada por su compromiso con la mejora y modernización de los servicios judiciales y por el acercamiento a los ciudadanos de la labor del Ministerio Público.

En sus casi diez años como fiscal superior, el único que ha tenido Asturias desde que se instituyó dicha figura, Herrero fue protagonista de importantes cambios en la modernización del Ministerio Público y su acomodación a las nuevas necesidades de la justicia con el desarrollo de las fiscalías especializadas como las de medio ambiente, seguridad laboral y delincuencia económica.

Tras licenciarse en Derecho en la Universidad de Oviedo en 1972, Herrero ejerció como secretario judicial en el en el Juzgado número dos de Avilés, cargo que abandonó para incorporarse a la carrera fiscal después de aprobar las oposiciones en julio de 1976.

Su primer destino fue en Gerona donde permaneció poco más de un año cuando fue trasladado a Zamora, ciudad en la que permaneció hasta finales 1984 cuando regresó a Asturias y pasó a ocupar la Fiscalía de Vigilancia Penitenciaria, creada en 1984.

Enlaces recomendados: Premios Cine