Presidenta de la Fundación José García Nieto

Paloma García Nieto: "El compromiso vital de García Nieto fue con la poesía y el mecenazgo de otros poetas"

"Mi padre contribuyó de manera muy activa al deshielo cultural de los años posteriores a la Guerra Civil española"

26.08.2014 | 08:24
Paloma García-Nieto.
Paloma García-Nieto.

El centenario del nacimiento de José García Nieto (Oviedo, 1914-Madrid, 2001), conmemorado el 6 de julio, pasó en su tierra natal sin pena ni gloria. Nombre esencial en la poesía de la posguerra española no sólo por su obra, sino por su trabajo como director en varias revistas -"Garcilaso" es el ejemplo más notable, aunque no el único- en las que difundió la obra de jóvenes y consagrados poetas de diferentes estilos e ideologías, la Fundación que lleva su nombre y que preside su hija Paloma García-Nieto ha preparado varias actividades. Una de ellas es la reciente publicación de "Poesía", una reedición ampliada de las obras completas del académico y premio "Cervantes", realizada por Joaquín Benito de Lucas y editada por la Fundación Banco de Santander. García Nieto fue el gran representante de la vuelta a la belleza formal de la poesía española del siglo XX.

-¿Cuál es la principal aportación de esta reedición?

-La idea nace de la Fundación José García Nieto. Le propuse a Javier Expósito, responsable literario de la Fundación Banco Santander, la reedición de "Poesía", que se había publicado en el año 1996. Le pareció excelente y quiso aprovechar para aportar una visión nueva y menos conocida de García Nieto, incorporando nueve textos en prosa poética, la mayoría de ellos inéditos.

-En la revista "Garcilaso" se difundió la obra de otros poetas, sin distinción de credo e ideología. ¿Fue quizás esta última su mayor contribución a la cultura en su tiempo?

-Contribuyó de manera muy activa al deshielo cultural de los años posteriores a la Guerra Civil española, años en los que la poesía había desaparecido prácticamente. Su generosidad hacia otros poetas ha sido reconocida por todos. En las revistas que dirigió, "Garcilaso" y posteriormente "Acanto" y "Poesía Española", acogió a poetas de diferente estilo e ideología, algunos jóvenes y otros ya consagrados.

-¿Qué pensaba de su condición de poeta?

-Le contesto con sus palabras: "Si un poema no me delata como hombre, no es más que una confusión o una parodia..."

-¿A qué poetas admiraba?

-Profundamente a Juan Ramón Jiménez, a Vicente Aleixandre, a Cernuda, a Jorge Guillén y a Gerardo Diego, entre otros. Publicó inéditos de casi todos en las revistas que dirigió.

-¿Qué poemario de su padre es su preferido y por qué?

-Uno de mis libros preferidos es "El parque pequeño", por sus connotaciones familiares. Esta obra está inspirada en sus hijos y en el pequeño jardín donde jugábamos de niños en la madrileña casa de la avenida de los Toreros.

-¿Cree que su fidelidad al clasicismo le perjudicó?

-Quizá su clasicismo inicial, con el cual muchos le rotularon para siempre, pudo perjudicarle. Sin embargo su poesía experimenta una notable evolución, sobre todo a partir de la publicación de "Memorias y compromisos". José García Nieto hace una reflexión a partir de ese momento, se encuentra consigo mismo y su poesía se vuelve más honda. Va abandonando las formas métricas clásicas para adentrarse en nuevas posibilidades expresivas, como el verso libre.

-Mantuvo relación con algunos poetas opuestos al franquismo, como Victoriano Crémer y Pepe Hierro. ¿De qué manera influía en su tarea el hecho de ser considerado afín al régimen?

-Mantuvo una gran amistad con Hierro, Crémer y también con Gabriel Celaya. El amplísimo epistolario que tenemos demuestra que a todos ellos, por encima de ideologías, lo que realmente les unía, además de la amistad, era la poesía con mayúsculas. A pesar de que desde algunos sectores quisieron colgarle determinadas etiquetas, nada más lejos de la realidad; durante toda su vida sus únicos compromisos fueron con la poesía y el mecenazgo de otros poetas, independientemente del signo político que pudieran tener.

-Cela fue no sólo su amigo, sino su defensor en los estamentos culturales y políticos. ¿Dónde se fraguó esa amistad?

-La primera carta dirigida por García Nieto a Cela, cuando aún no se conocían personalmente, data de 1943. A partir de ahí se fraguó una gran amistad. Compartieron los ambientes literarios de Madrid, sobre todo la tertulia del Gijón. Se convirtieron en inseparables amigos y "compadres" como se llamaban entre ellos.

-Quienes conocieron y trataron a su padre destacan, junto a su condición de poeta, su enorme generosidad. Sin embargo, su nombre parece algo desdibujado en el tiempo. ¿Se ha olvidado su poesía o, como ocurre con frecuencia, tras ese olvido el propio paso del tiempo les vuelve a la actualidad?

-Espero y deseo que sea como usted dice y que el transcurrir del tiempo ponga a todos los escritores, y sobre todo a los poetas, en su lugar. Creo que los actos conmemorativos del centenario ayudarán a ello.

-Su padre nació en Oviedo, pero se fue de muy niño de la ciudad. Sin embargo, siempre mantuvo su condición de asturiano. ¿Cuál era su relación con su tierra natal?

-"Asturias son mis padres, Soria mi paisaje, Toledo mi albedrío, Madrid mi señorío y mi costumbre..." Son palabras del poeta. Siembre estuvo orgulloso de su cuna y mantuvo una excelente relación, como poeta y como editor, con otros escritores e intelectuales asturianos. Con Emilio Alarcos colaboró estrechamente en la RAE. También mantuvo una gran amistad con Carlos Bousoño, Marino Gómez Santos, Aurora de Albornoz, José María Martínez Cachero y Manuel Pilares, con quién llegó a escribir un guión cinematográfico. Además publicó a muchos de ellos en las revistas que dirigió, algunos que empezaban entonces como Marián Suárez y el grupo de poetas que ella encabezaba.

-¿Recibir el premio "Cervantes" fue su gran momento o lo fue su ingreso en la RAE?

-El premio "Cervantes" es sin ninguna duda el máximo galardón al que puede aspirar un escritor en lengua hispana. Sin embargo, mi padre quizá tuvo ocasión de disfrutar más de su nombramiento como académico de la Lengua en el año 1982 o cuando fue nombrado secretario perpetuo de esa institución, ya que cuando le fue otorgado el "Cervantes" se encontraba muy enfermo.

-Usted es presidenta de la Fundación que lleva su nombre. ¿Qué objetivos tiene la institución?

-La Fundación José García Nieto nace con el objetivo de difundir su obra y su figura en todas sus facetas, no solamente como poeta, sino también como prosista, articulista, crítico literario, adaptador teatral, editor y un largo etcétera. A lo largo de este año de su centenario, además de la reedición ampliada de su obra "Poesía", hemos llevado a cabo una serie de actos y tenemos proyectados otros, entre los que cabe destacar la edición de un libro en colaboración con la Fundación Gerardo Diego con la documentación cruzada entre ambos poetas -cartas, poemas, artículos, etcétera- por el catedrático Francisco Javier Díez de Revenga; un acto académico, lecturas poéticas, una exposición y se le dará una calle en Madrid, según acuerdo adoptado por unanimidad de todos los grupos municipales del Ayuntamiento de la capital.

-¿Cómo fue el José García Nieto padre y abuelo? En "Poesía" se incluye "Carta a una niña muy pequeña" en la que el poeta habla a su nieta de la vida.

-¡Qué voy a decir de mi padre! Un padre excelente que nos enseñó el respeto a los demás y el amor a la cultura. Su epístola "Carta a una niña muy pequeña", dedicada a su nieta Sara cuando ésta tenía apenas 2 años, es toda una declaración de amor y refleja toda una filosofía de vida. Dice en ella: "No rompas estas cuartillas; déjalas en un sitio al que puedas volver algún día. Aunque pase la tristeza, y su contraria, la alegría; aunque pasen el amor y el desamor, y la compañía y la soledad, que esta carta te diga en un momento que la esperanza puede recobrarse siempre".

-¿Siente que Asturias se ha olvidado de su centenario?

-Desde la Fundación nos hemos dirigido a la consejera de Cultura del Principado y al alcalde de Oviedo invitándoles a la presentación de la obra "Poesía" y solicitando su colaboración en este centenario. Todavía quedan algunos meses para que finalice el año y esperamos de corazón que Asturias, su cuna y el lugar que tanto amó, se sume a esta conmemoración.

Enlaces recomendados: Premios Cine