Playas de alto riesgo

La imprevisión política hace que arenales tan populares como Rodiles, La Franca y Toró estén aún sin salvamento

23.06.2015 | 03:33
Una familia en la playa de Rodiles.

Las buenas temperaturas de días pasados están atrayendo a numerosas personas a las playas de la región, y si bien la temperatura del agua sólo anima al baño a contados valientes, lo cierto es que puede llegar a ser una actividad de riesgo en alguna de las numerosas playas que aún no cuentan con salvamento marítimo, debido a una mezcla de imprevisión política y falta de presupuesto. Es el caso de Rodiles, en Villaviciosa, o La Franca, en Ribadedeva, por citar tan sólo dos de las más populares, donde no habrá socorristas hasta el día 1, por lo que conviene tomar todas las precauciones.

Ayer, en la playa de Rodiles, se congregaron numerosos bañistas en busca de sol, que les fue un tanto esquivo, porque se terminó metiendo la niebla. El tiempo no animaba mucho al baño, pero tampoco la ausencia de socorristas, como indicó una mujer que acudió con su familia. "Da un poco de miedo bañarse sin que haya socorristas, y más si tienes una hija pequeña", aseguró esta bañista que prefirió no identificarse. En el caso de Villaviciosa, hay que culpar al anterior equipo de Gobierno, según el nuevo alcalde, Alejandro Vega (PSOE), quien aseguró que no se realizaron las gestiones necesarias para contar con socorristas desde el pasado fin de semana, como estaba previsto. La ausencia de salvamento es aún más sangrante por el hecho de que Villaviciosa cuenta con dos arenales con bandera azul, como son Rodiles y La Ñora.

Pero otro tanto de lo mismo ocurre en el concejo de Llanes, que no tendrá socorristas hasta el día 1. Playas tan populares como Toró, Barru o Celoriu, por citar tres de ellas, no tuvieron salvamento el pasado fin de semana, ni tampoco está previsto que lo tengan el próximo, aunque, como se espera que sea lluvioso y esté nublado, quizá no haga mucha falta. El nuevo alcalde de Llanes, Enrique Riestra, de Vecinos por Llanes, se quejó amargamente de que el equipo socialista saliente había dejado el plan de salvamento en playas "sin hacer". El aprobado de urgencia incluye a 2 coordinadores, 5 lancheros y 35 socorristas, que velarán por la seguridad de trece playas (dos más que el año pasado), pero a partir del día 1 de julio.

Otro concejos del Oriente asturiano, como Caravia o Colunga, no dispondrán de salvamento en playas hasta el día 1, por las estrecheces económicas. No así Ribadesella, donde se adjudicó la contratación de los socorristas el pasado día 13, para que comenzara a prestarse en las playas del municipio a partir del día 16 y hasta la misma fecha del mes de septiembre.

Gijón, con alguna de las playas más concurridas de la región, comenzó a disponer de socorristas el pasado 1 de mayo, en concreto retenes en las tres playas urbanas del concejo. El plan de salvamento se inició en este concejo el pasado 1 de junio, y no finalizará hasta el 30 de septiembre. Carreño también cuenta con salvamento desde hace varias semanas, concretamente desde el sábado, día 13. Cruz Roja de Candás se encarga de este servicio en las playas de Xivares, Carranques y Huelgues (ambas en Perlora) y Palmera, en Candás.

En Gozón, el servicio de salvamento se viene desarrollando en cuatro playas del concejo (Luanco, Verdicio, Bañugues y Xagó) desde el pasado 10 de junio, y durará hasta la misma fecha del mes de septiembre. Un poco más hacia el occidente, en Castrillón, hay retenes en Salinas y San Juan de Nieva desde el pasado 1 de junio. El servicio como tal se inició el pasado día 10, con 25 socorristas en todas las playas, que se elevarán a 36 en julio, agosto y parte de septiembre. Desde el 9 de ese mes, y hasta finales, habrá retenes en las dos grandes playas.

Las playas del bajo Nalón recibieron un aluvión de visitantes este fin de semana pasado. En arenales populares, como Aguilar, en Muros del Nalón, ya cuenta con salvamento, bastante necesario, dado el oleaje que se registró en esta playa. En Cudillero, sin embargo, no habrá salvamento hasta el 1 de julio, por lo que los bañistas que acudan a playas como San Pedro de la rivera o la Concha de Artedo tendrán que guardar especiales precauciones.

Valdés contará con quince socorristas y dos patrones de embarcación, pero a partir del 1 de julio. Habrá vigilancia en las playas de Luarca, Otur, Cueva y Cadavedo. Otras bastante visitadas, como Barayo, Quintana, Querúas, Bozo de Busto o san Cristóbal, no contarán con vigilancia. Los ocho socorristas de los arenales de Tapia de Casariego comenzarán su labor de vigilancia a partir del próximo sábado, día 27, y hasta el 31 de agosto. En las playas de Castropol habrá otros ocho socorristas. En Coaña, el servicio de salvamento se iniciará en las playas de Torbas, Arnelles y Foxos el día 1, aunque en las dos primeras solo será en festivos y fines de semana. Y en Navia habrá socorristas a partir de este sábado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine