la columna del lector

Un cuento sobre la educación

15.08.2015 | 05:31

Cuadradito juega con sus amigos Redonditos... ¡Riiiing! Es hora de entrar en la casa grande. ¡Pero Cuadradito no puede entrar! No es redondo como la puerta. Cuadradito está triste, le gustaría mucho entrar en la casa grande. Por eso, se alarga, se tuerce, se pone cabeza abajo? Pero sigue sin poder entrar. ¿Qué podemos hacer? Cuadradito es diferente, nunca será redondo. Los Redonditos se reúnen y hablan durante mucho, mucho tiempo. Hasta que comprenden que no es Cuadradito el que tiene que cambiar. ¡Es la puerta! Entonces cortan cuatro esquinitas, cuatro esquinitas de nada que permiten a Cuadradito entrar en la casa grande junto a sus amigos Redonditos.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado... ¿Le ha gustado? Este cuento transmite emociones y educa en valores como la convivencia, la diversidad y la integración.

Desde las escuelas de 0 a 3 años le pedimos que sea consecuente con sus propias emociones y se olvide, como nosotras hacemos, de números y presupuestos. El día a día en las escuelas 0-3 debe seguir siendo educativo, queremos seguir trabajando con ilusión, siendo creativas. Disponer de tiempo para contar cuentos, bailar una y mil veces las mismas canciones, experimentar, abrazar y consolar. Disfrutar de nuestros niños y familias, porque nos ilusionamos juntos día a día. Por todo ello y mucho más... ¡Reivindicamos la pareja educativa a jornada completa en todas las aulas! Porque con la educación no se juega, señor consejero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine