Palabra de presidente

IU precisa que el compromiso de Javier Fernández para mantener la plantilla de las escuelas infantiles fue "claro" y "verbal"

21.08.2015 | 03:42

"Se ampliará la cobertura de la red educativa de 0 a 3 años, con el objetivo en una primera fase de alcanzar su universalización en la etapa de 2 a 3 años".

Este es el texto escueto incluido en los compromisos de investidura firmados en el pasado mes de julio por Izquierda Unida y el PSOE y que facilitaron el nombramiento de Javier Fernández como presidente del Principado.

A él se atiene el portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares, para exigir que no haya merma en la plantilla de los educadores que trabajan en las escuelas infantiles para niños menores de tres años, las de primer ciclo.

Pero en el fondo la petición de IU aceptada por el PSOE es solo el telón de fondo de la que ya es la primera polémica entre las dos formaciones políticas tras la investidura de Fernández.

Educación se teme que la matrícula para las escuelas infantiles de primer ciclo no llegue a los 3.800 niños del pasado curso. La carta que desde la Consejería fue enviada a los ayuntamientos de municipios con este tipo de centros y en la que se justifica una posible reducción de personal, está firmada por la entonces consejera de Educación en funciones, Ana González.

Matrícula estancada

Del asunto se habló en una reunión "al más alto nivel" y ya con posterioridad al acuerdo, señala IU. Estaban presentes el presidente Javier Fernández y el consejero de la Presidencia, Guillermo Martínez. "Quedó entonces claro que el planteamiento era mantener el empleo y no reducirlo con excusas economicistas. Y ya entonces se dijo que era urgente despejar cuanto antes la incertidumbre y enviar otra carta a los ayuntamientos" desmintiendo la reducción de educadores. Llamazares alerta sobre "operaciones acordeón": primero restringir para después ampliar y, en el mejor de los casos, quedarse, estadísticamente hablando, como al principio.

No se mandaron las cartas y la Consejería de Educación guarda silencio por el momento. El recién nombrado Gobierno había aceptado -señala Gaspar Llamazares- estudiar posibles modificaciones en las condiciones de matrícula para incentivar a las familias. En la actualidad las familias con ingresos mensuales por debajo de los 1.200 euros no pagan la escolarización de su hijo menor de tres años en la escuela pública (65 repartidas por 38 concejos asturianos). A partir de ahí, hay porcentajes según ingresos. Se da la paradoja de que en algunos casos, con rentas moderadamente altas, una plaza en una escuela pública de primer ciclo de Infantil cuesta más que en una privada.

La matrícula lleva tres cursos estancada. En el curso 2011-12, el último que ya cuenta con informe definitivo del Consejo Escolar del Principado, la matriculación total de niños menores de tres años superó las cuatro mil plazas (el 84% en centros públicos). Más que en la actualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine