La presentación del Presupuesto se adelanta para evitar la campaña electoral

Hacienda plantea un techo de gasto de 3.613 millones, algo superior al de este año, para afrontar un debate que se prevé muy difícil en la Junta

11.09.2015 | 04:02
Javier Fernández, en el centro, y la titular de Hacienda, Dolores Carcedo, a la derecha, en el Consejo de Gobierno.

El gobierno regional tiene la intención de adelantar la presentación del proyecto de Presupuestos de 2016 y evitar la coincidencia con la campaña electoral. De momento, el ejecutivo aprobó ayer el techo de gasto previsto para el próximo ejercicio, que alcanzará los 3.613 millones de euros, una cifra que supone un ligero incremento del uno por ciento respecto al de ese año y que se traducirá también en un aumento del próximo Presupuesto, siempre y cuando salga adelante en medio del tan atomizado como enrevesado escenario político asturiano.

El Consejo de Gobierno aprobó el pasado año el proyecto presupuestario el 18 de noviembre tras alcanzar un acuerdo con el PP, cuyo apoyo resultó decisivo para que Asturias tuviera nuevo Presupuesto en 2015. En esta ocasión, la intención de la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, es "adelantar" ese calendario para que el debate pueda iniciarse antes y evitar así la coincidencia de los plenos de totalidad y enmiendas de las cuentas regionales con la campaña de las elecciones generales, que se desarrollará a lo largo del mes de diciembre. El pasado año la votación de la enmienda de totalidad del Presupuesto tuvo lugar el 19 de diciembre que, de repetirse este año, coincidiría con el tramo final de la campaña de las generales ya que la fecha más probable para la celebración de los comicios es la del 20 de diciembre.

La coincidencia de las elecciones generales con el debate presupuestario supone un obstáculo más para una tramitación parlamentaria que ya se prevé harto compleja y tortuosa por la fragmentación política de la Junta General del Principado, con seis partidos en el hemiciclo por primera vez en la historia de la democracia. El gobierno regional llega al debate presupuestario con menos apoyos que en años precedentes, ya que los socialistas en vez de contar con los 17 diputados de la anterior legislatura tienen ahora 14 y están, por lo tanto, más lejos de los 23 escaños que le garantizarían superar la votación de totalidad.

La propuesta fiscal con la que el PSOE fue la fuerza más votada en las pasadas elecciones autonómicas choca casi frontalmente con las posiciones en materia de impuestos de IU, el único grupo parlamentario que respaldó la investidura de Javier Fernández, por lo que la negociación con la coalición tampoco se presume nada fácil y en el caso de llegar a un entendimiento todavía resultaría insuficiente pues entre ambos grupos parlamentarios suman 19 escaños, aún a cuatro de la mayoría necesaria para sacar adelante el Presupuesto del próximo año. Acuerdos entre el gobierno regional con Podemos, el PP o Foro se antojan aún más difíciles en el actual escenario político. Con Podemos la falta de química es total y más con una cita electoral de por medio; el PP no está por la labor de reeditar un pacto presupuestario que no fue respaldado en las urnas por sus potenciales votantes y tras las autonómicas de mayo se ha convertido en el principal partido de la oposición desplazando a Foro, organización con la que los socialistas no se han sentado nunca a negociar en serio. En ese escenario sólo queda Ciudadanos, pero su respaldo también se quedaría corto, incluso junto al de IU. En esta coyuntura política y con las elecciones generales a la vuelta de la esquina, el debate sobre el Presupuesto de 2016 tiene casi todas las papeletas para resultar estéril. Consciente de la dificultad que entraña pero sin arrojar la toalla de antemano, la consejera de Hacienda presentó ayer un techo de gasto no financiero de 3.613 millones de euros, que fue aprobado por el Consejo de Gobierno, un trámite obligado por las normas de estabilidad financiera que impuso el gobierno de Rajoy.

El techo de gasto aprobado ayer de 3.613 millones, es un 1,3 por ciento mayor que el del presente ejercicio, 37 millones de euros más, y se traduciría "en una mayor capacidad de gasto" para el próximo año, según reconoció la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, quien explicó que el Presupuesto será algo mayor, al añadirse la deuda que pueda contraer el Principado el próximo en función de los vencimientos, las amortizaciones pendientes y la estrategia que adopte el Gobierno. Carcedo confirmó que el Presupuesto crecerá en términos comparativos con el de este año, al menos en el proyecto; otra cuestión es que finalmente pueda ser aprobado en el Parlamento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine