El centro de vacunas para viajar al exterior reabre tras el caos por falta de personal

La vacante por jubilación de un médico se cubrirá a partir de mañana, después de las quejas de decenas de usuarios

22.09.2015 | 03:55
Jesús Suárez, ayer, en el centro de vacunación internacional de Gijón.

El centro de vacunación internacional de Asturias, ubicado en Gijón, volverá a estar operativo mañana miércoles, tras un parón de casi una semana por falta de personal. El centro gijonés, que depende del área de sanidad de la Delegación del Gobierno en Asturias, cuenta con una plantilla compuesta por dos médicos y dos enfermeras. Pero, desde el pasado jueves, el servicio ha permanecido interrumpido por la falta de facultativos y, con ello, se ha generado un caos considerable entre quienes necesitaban medicamentos para viajar a determinados países del extranjero.

Una de las galenas del centro está de baja y no ha sido sustituida. El otro especialista se acaba de jubilar y, hasta mañana, no llegará el facultativo que ocupará su puesto, tal y como ha informado Delegación del Gobierno al centro. La actividad se reanudará de esta manera en apenas 24 horas, aunque lo hará con una agenda de lo más apretada. No en vano, todas los usuarios que ya tenían cita para acudir a ponerse las vacunas correspondientes a lo largo de esta semana han tenido que ser recolocados de nuevo a partir de este miércoles, con el esfuerzo que ello ha supuesto para contactar con todas ellas y buscarles un encaje tras varios días de parón en la actividad.

A estos usuarios se suman los que, desconocedores de la falta de personal, se han acercado a lo largo de los últimos días al centro en busca de información y de vacunas de manera urgente, en muchos casos impelidos por viajes de última hora y por motivos de trabajo. Es el caso del ovetense Jesús Suárez, que tiene que viajar a la India a mediados del mes de octubre y que ayer necesitaba información sobre el tipo de vacunas requeridas para su desplazamiento.

"Es vergonzoso toparse con que no hay médicos, no es que sea tercermundista, que también; es que es de traca", clamaba ayer el vecino de Oviedo tras enterarse de que no había facultativos disponibles. Y como el médico que cubrirá la jubilación se encontrará con una agenda de lo más apretada, "me encuentro con que me darían cita para la vacunación el día 6 de octubre, cuando tengo que viajar el día 13, sin apenas margen, y teniendo en cuenta que ciertas vacunas deben ponerse hasta quince días antes de viajar", se lamentaba.

Así las cosas, Jesús Suárez se resignó a "pedir información, para hacerme yo con las vacunas que necesite y llevarlas a un practicante que me las ponga". Pero "ni siquiera eso, porque como no hay médico no saben informarme", denunciaba indignado con el hecho de que "tenemos a los profesionales de los mejor cualificados del mundo y se tienen que ir al extranjero, y aquí no tenemos ni para cubrir una baja, es lamentable".

Finalmente, la enfermera pudo informarle sobre el procedimiento necesario para su viaje, y resultó que "no necesitaba vacunarme para la zona a la que voy a viajar", pero aún así "resulta increíble que no haya nadie para atender a la gente", sobre todo si se tiene en cuenta que "mucha gente no viaja por placer, sino por obligación".

De hecho, numerosos usuarios han sufrido en los últimos días las consecuencias del cierre temporal del servicio, toda vez que ante la urgencia de sus desplazamientos tuvieron que ser derivados a los centros de vacunación de León o Santander, los más próximos a Asturias. "No se entiende que haya un sólo centro para todo el Principado, con la gran cantidad de gente que se desplaza y la movilidad que tienen hoy en día las empresas", asegura Jesús Suárez.

Con la incorporación del médico a partir de mañana se retomará no sólo la vacunación de las personas que deben viajar a países que exigen determinadas inmunizaciones, la principal de las tareas que se llevan a cabo en el centro gijonés. También se retomarían, en el caso de ser necesario, las supervisiones de los aviones y barcos que llegan al Principado, en el caso de llegadas de viajeros o mercancías procedentes de zonas en las que está activada alguna alerta de salud.

Además, el centro de vacunaciones de Asturias también tiene la competencia de dar luz verde a la repatriación de cadáveres. Unas funciones, todas ellas, en suspenso desde el pasado jueves con las consiguientes molestias para los usuarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine