Mercedes Fernández asegura que la Alta Velocidad de la región "está al caer"

25.09.2015 | 02:31

La operadora Renfe iniciará la explotación comercial de la línea de AVE entre Madrid y León el miércoles día 30, con los billetes para viajar desde Asturias a la capital de España a un precio de 25 euros por trayecto hasta el próximo diciembre. Se trata de la mitad del coste de la tarifa básica actual y supone una reducción de cinco euros con respecto a las más económicas, que no están disponibles para todos los trenes.

Además, el tendido de Alta Velocidad, por el que los Alvia circularán a partir de la semana que viene a 200 kilómetros por hora de León a Valladolid, y a 250 por hora desde la ciudad pucelana hasta la terminal de Chamartín, permitirá adelantar en 57 minutos la llegada a la capital de España del primer tren del día procedente de Asturias.

Tal y como informó LA NUEVA ESPAÑA este miércoles, la compañía no tiene previsto incrementar el número de trenes entre el Principado y Chamartín coincidiendo con la extensión de la Alta Velocidad hasta la capital de la provincia vecina. Sí que figuran ya de manera oficial en la programación que hoy se pone a la venta dos nuevos servicios semidirectos diarios con Madrid -uno en cada dirección, de lunes a viernes- sin parada en el "fondo de saco" de la terminal leonesa. Se trata, por un lado, del Alvia que sale de Gijón a las 07.00 horas y de Oviedo a las 07.27 horas. Tiene la llegada prevista a Chamartín a las 11.28 horas, con una reducción de 57 minutos respecto al tiempo de viaje actual. Tampoco entrará en León el Alvia hacia Asturias de primera hora de la tarde, con salida de Madrid a las 14.50 horas. Estará en Oviedo a las 18.52 horas y en Gijón a las 19.22 horas. La rebaja se acerca a la hora con respecto a lo que tardará hoy ese mismo servicio y ronda los 35 minutos comparado con los trenes más rápidos entre la región y la capital española.

Se da la circunstancia de que tras la inauguración del nuevo tramo de AVE, y hasta que se inaugure la variante de Pajares, el viaje en Alvia durará más entre Gijón y León -cerca de dos horas y media para 170 kilómetros- que en el resto del trayecto hasta Chamartín. Suma 346 kilómetros y se cubrirá en poco más de dos horas a partir del miércoles.

La entrada en servicio de la Alta Velocidad de Valladolid a León se producirá con el sistema de seguridad Afsa, que impide a los trenes superar los 200 kilómetros a la hora. La previsión es que a mediados de 2016 funcione ya el dispositivo RTMS, el más avanzado del mercado. Permitirá que los AVE superen los 300 por hora en todo el trazado de León a Chamartín, y que los Alvia de Asturias circulen a 250 por hora en ese mismo tramo. El incremento de la velocidad traerá aparejada una reducción de la duración del desplazamiento, que Renfe ya ha calculado para León. El mejor tiempo de viaje con Chamartín a partir del miércoles será de dos horas y seis minutos, lo que supone una rebaja de 44 minutos respecto al actual. Cuando se active el RTMS, el trayecto León-Madrid quedará en el entorno de una hora y 45 minutos. Aunque previsiblemente menor, también se producirá entonces un recorte en el viaje desde Asturias.

La programación de Renfe incluye siete enlaces de ida y vuelta de León a Madrid al día. El primer AVE partirá de la provincia vecina a las siete de la mañana y llegará a las 09.07 horas. El precio inicial es de 20 euros. Renfe espera captar medio millón de nuevos clientes con la apertura del tramo de AVE por la Meseta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine