El rector achaca a la carga de "Bolonia" el aumento de jubilaciones voluntarias

Gotor reconoce que quedan "flecos" para cubrir las plazas vacantes de profesores, aunque señala que la adjudicación se hizo en "tiempo récord"

01.10.2015 | 04:09
Vicente Gotor.

El porcentaje de profesores que se jubilan antes de cumplir los 70 años se dispara en la Universidad de Oviedo. En lo que va de año, han sido 35 los docentes que han abandonado las aulas. De ellos, 12 se corresponden con jubilaciones forzosas, mientras que 23 con renuncias voluntarias. El fenómeno no es nuevo, pues sucedió algo parecido en 2014. El rector de la institución académica, Vicente Gotor, achaca esta situación a la carga docente que imponen los estudios adaptados al "plan Bolonia". "Nos ha supuesto un gran esfuerzo y a algunos profesores les ha costado adaptarse", apuntó ayer. En este sentido, explicó que las dificultades surgieron a raíz de los incumplimientos del Gobierno del Principado. "Cuando el plan se iba a implantar, nos prometieron 120 plazas más y al final fueron 120 plazas menos. En consecuencia, no se pudieron reducir los grupos", añadió.

El Consejo de Gobierno de la Universidad aprobó ayer por unanimidad la convocatoria de quince plazas de profesor, que representan el cincuenta por ciento de tasa de reposición de las treinta jubilaciones del pasado año. En concreto, se tratan de nueve de contratado doctor y seis de titular, ya que los investigadores del programa "Ramón y Cajal" sólo podrán optar a puestos de la primera categoría. Además, las vacantes de algunas plazas en el inicio del curso levantó en los últimos días quejas entre los representantes sindicales. Gotor salió al paso de estas críticas, a su juicio "desleales", para insistir que el curso se abrió "con toda normalidad". No obstante, reconoció que aún quedan "pequeños flecos" por resolver. De cualquier forma, apuntó que la adjudicación "se hizo en tiempo récord". Con respecto a las quince plazas aprobadas ayer aseguró que la convocatoria saldrá publicada en el BOPA en cuanto la comisión de seguimiento de Sanidad de luz verde a las tres asociadas a los departamentos de Medicina y Cirugía.

Por otro lado, el rector dio cuenta de la eficacia con la que este año la comisión de permanencia resolvió las solicitudes -530 en total- que hicieron los estudiantes para continuar con su carrera pese a no cumplir los requisitos. Sólo 90 de ellas fueron rechazas. Gotor insistió en el que el número de expulsados es "200 o 300" y no de mil, como dicen algunos colectivos. A día de hoy, el número de alumnos es de 21.562 y los nuevos ingresos son 6.416. Todas ellos son datos "parecidos" al año pasado, aunque "quizá algo más bajas", debido a que los grados son más cortos que las antiguas licenciaturas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine