Abierto un proceso por contratos de Oxiplans ligados al "caso Marea"

La empresa fue utilizada por Marta Renedo para desviar fondos por servicios de digitalización del Principado

04.10.2015 | 03:43

La sección de enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas ha abierto procedimiento de reintegro por alcance, en auto con fecha del 8 de septiembre, por los 33 contratos de la Dirección General de Promoción Cultural y Política lingüística del Principado a la empresa Oxiplans, unas de las compañías que, según las acusaciones del "caso Marea", utilizó para desviar fondos la exjefa de sección Marta Renedo. En algunos de esos contratos, figuraba la firma de la exconsejera de Cultura, Ana Rosa Migoya, del propio director general de Promoción Cultural, Carlos Madera, y del secretario general técnico del departamento, motivo por el que se pidió su imputación, aunque finalmente se demostró que no tenían nada que ver con los enjuagues de Renedo.

El proceso parte de una investigación abierta a petición de la Junta del Principado, tras la comisión de investigación del "caso Marea", y una vez escuchadas las partes interesadas, buscaría la recuperación de las cantidades pagadas.

En la mayor parte de los contratos figura como beneficiaria Pilar Fernández Álvarez, una asturiana residente en Argentina, con cuyos datos se hizo Marta Renedo cuando trabajaba en Bienestar Social. Con esos datos, cobró una subvención para emigrantes retornados a nombre de la mujer y abrió una cuenta vinculada a Oxiplans, una empresa que nunca existió, según la Policía. Renedo prepararía a lo largo del tiempo una treintena de contratos, con las firmas falsificadas de la consejera Migoya, del director general Madera y del secretario general técnico, que le permitieron desviar a la empresa fantasma más de 180.000 euros. Algunos contratos son de digitalización de centros dependientes del Principado, hay otros para la elaboración de folletos de la costa de los dinosaurios, en Lastres... Estos contratos suponen una quinta parte del millón largo de euros que el Principado pagó a Renedo.

Oxiplans también está mezclada con Asac Comunicaciones, que habría recibido del Principado la cantidad de 248.000 euros por trabajos de digitalización que no se realizaron y que habría derivado ese dinero a la empresa fantasma de Renedo, así como al club de baloncesto Adba de Avilés, en el que jugaba la hija de la exjefa de sección.

No son los únicos procedimientos abiertos por el Tribunal. En días pasados se anunció la apertura de proceso por los contratos de Implans Mounts, también vinculada a Renedo, y por el contrato suscrito por la consejería de Educación en la época de José Luis Iglesias Riopedre con la empresa Nora (vinculada a Igrafo) para las obras de adaptación de la calefacción del instituto de Infiesto (Piloña)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine