Con la informática no se juega

Un fallo en el sistema inutilizó las terminales de Loterías durante toda la mañana de ayer, horas antes del sorteo con 98 millones de bote en la primitiva

11.10.2015 | 04:41
Arriba, varias personas, ayer por la mañana, ante la administración avilesina de la calle Carreño Miranda. A la izquierda, Violeta Lozano, ayer, en su administración mierense.

Un fallo en el sistema informático de la Organización Nacional de Loterías y Apuestas del Estado a nivel nacional inutilizó durante toda la mañana de ayer las terminales de las administraciones asturianas, con el consiguiente trastorno para loteros y apostantes, que no ahorraron críticas a la situación. La avería ya fue detectada poco después de las ocho, cuando los establecimientos se estaban preparando para abrir, si bien la caída del sistema se habría producido hacia las siete. Las terminales comenzaron a recuperarse a partir de las 12.36 horas, aunque alguna de ellas, por ejemplo, la de la administración número 22 de Oviedo, todavía no estaba en uso pasada la una de la tarde.

La afluencia durante toda la mañana a las administraciones fue notable, ya que ayer se puso en juego un bote de 98 millones de euros de la lotería primitiva. Tan notable como el enfado de los clientes por no poder apostar y el de los loteros por no poder despachar. "No me parece serio; tanta sofisticación, para al final dejarnos tirados", comentaba a la puerta de una administración de Avilés Jesús González Rodríguez, quien bromeó sobre la posibilidad de que detrás del fiasco informático se escondiese "un boicot" por ese gran bote de 98 millones de euros.

El responsable de una administración del centro de Gijón que prefiere el anonimato asegura que este tipo de incidencias "se da cada vez con más frecuencia". De hecho, afirma que "es la segunda vez que ocurre en los últimos meses". Por eso, ayer se mostraba indignado con el organismo de Loterías y Apuestas del Estado, toda vez que "al no tener sistema informático, es como si estuviéramos cerrados". El lotero lamentó: "No hemos podido vender en toda la mañana; hemos estado diciendo a la gente que no podían validar sus apuestas y como somos comisionistas, nos hemos quedado sin beneficio, con los gastos de tener la administración abierta. Es como trabajar gratis". Se trata de una situación que, según denuncia, "se produce porque como la empresa es del Estado a nadie le importa".

Inés Garzo, responsable de la administración número 22 de Oviedo, en la calle Fuertes Acevedo, también se quejaba del "enorme trastorno" ocasionado por el fallo informático en una jornada con gran afluencia de público a causa del bote de la primitiva y por el hecho de que mañana es festivo. "No hemos ingresado nada. Hemos estado toda la mañana sin poder vender, pese a que muchos clientes se han acercado a validar sus apuestas", lamentó Garzo, visiblemente molesta por "haber perdido un día de mucha actividad a causa de algo en lo que no tenemos la más mínima responsabilidad".

Al igual que sus colegas, Violeta Lozano, de la administración mierense "El Caudal", ubicada en la calle Carreño Miranda de la cabecera del Caudal, sentía la situación muy especialmente por la clientela. "Es un fastidio por la gente, pero no podemos hacer nada", aseguró la lotera ayer a mediodía, cuando aún no se había restablecido el servicio. La incidencia obligó a aplazar el sorteo de la Lotería Nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine