Los intentos para recomponer la derecha asturiana

Cortejo prudente entre el PP y Foro

Coto admite "cercanía ideológica" con los populares y los foristas no realizan ni una crítica a Rajoy la víspera de decidir si forman coalición electoral - Mercedes Fernández: "Quiero que las cosas salgan bien" Jesús Gutiérrez (FSA): "Es una decisión inteligente del PP" "Se veía venir", dice Ciudadanos

30.10.2015 | 05:35
una mañana de mensajes y móviles. Las presidentas del PP, Mercedes Fernández (a la izquierda), y de Foro, Cristina Coto, estuvieron muy pendientes de sus móviles en el Pleno de ayer en la Junta General.

Tregua en el cortejo de la derecha asturiana. El PP y Foro ensayaron ayer su acercamiento en el pleno de la Junta General del Principado, en el que coincidieron después de la oferta hecha en la víspera por la presidenta de los populares asturianos, Mercedes Fernández, a los foristas para ir en coalición a las elecciones generales del 20-D. Aunque los diputados de ambas formaciones se esmeraron para evitar fotos comprometedoras en los pasillos del parlamento regional, el cambio de talante resultó evidente en el hemiciclo, donde brillaron por su ausencia tanto las puyas y reproches mutuos como los ataques a Mariano Rajoy, un clásico en la estrategia de Foro desde su fundación.

La cautela marcó la hoja de ruta de las dos presidentas de los partidos de la derecha asturiana en el pleno de ayer. Cristina Coto se tomó casi una hora antes de analizar en los pasillos del parlamento las consecuencias del ofrecimiento realizado la noche anterior por Mercedes Fernández. "Mi obligación es la prudencia porque lo primero que debo hacer es dar traslado de ese ofrecimiento a la comisión directiva regional de Foro", declaró la presidenta. Esa reunión, convocada el pasado miércoles, tendrá lugar hoy, a las cinco de la tarde. La dirigente forista no espera que de esta cita salga una respuesta definitiva: "No creo que las cosas vayan tan rápido. En un primer momento quiero conocer la opinión sobre la posibilidad de explorar este ofrecimiento y, a partir de ahí se hablarán unos pasos... o no", dijo.

Coto eludió toda valoración sobre el guante negociador tendido por el PP, su antiguo partido. "No quiero, ni muchísimo menos, suplantar la voluntad de la comisión directiva regional (...) Soy dependiente y estoy subordinada", sostuvo la presidenta forista, que rechazó que hubiera cambiado la posición de su partido respecto a la formación popular: "Es la misma, de cordialidad y diálogo". No obstante, reconoció la existencia de una mayor sintonía con el PP. "Parece obvio que hay más cercanía ideológica que con el PSOE de Javier Fernández, aunque también hemos confrontado en muchas ocasiones". La presidenta regional de Foro negó que hubieran existido contactos previos para hablar de un posible acuerdo y que el PP ya le haya realizado una oferta concreta sobre el peso que tendría Foro en la lista de las elecciones generales, tras los rumores suscitados acerca de que el partido de Cascos pretenda el número dos de la lista al Congreso, un puesto que en la actualidad tenía Ovidio Sánchez.

"Quiero que las cosas salgan bien", manifestó Mercedes Fernández, quien destacó "la relación fluida con la presidenta de Foro". "Me parece una persona receptiva pero no puedo ni debo ir más allá", dijo. La presidenta de los populares calificó de "positiva" la reacción de la junta directiva del PP tras su sorpresivo anuncio de coalición electoral con Foro, que volvió a argumentar. "Es una decisión que fue ampliamente reflexionada. En política se busca acertar y yo, como presidenta, hacer cosas. El día que no haga nada me marcharé para casa", defendió Mercedes Fernández, que luego no coincidió ni siquiera un instante con Coto, como tampoco cruzaron palabra los diputados foristas y populares, al menos en los pasillos de la Junta y en el hemiciclo. En cambio sí llamaron la atención los gestos de asentimiento y hasta simpatía de Isidro Martínez Oblanca y Cristina Coto hacia algunas intervenciones en el Pleno de los diputados populares, como la de David González Medina sobre la Zalia.

En el resto de partidos, diversidad de opiniones. Al secretario de organización de la FSA, Jesús Gutiérrez, la oferta le pareció "una decisión inteligente del PP, que Foro tendrá más difícil de explicar por lo dicho estos años. Sin Cascos y sin Rajoy en un futuro sería un camino más fácil de transitar", valoró el diputado. Para Daniel Ripa se trata de "una respuesta al declive electoral del PP, al que los sondeos sitúan como tercera fuerza. Un reparto de listas y puestos es un guiño equivocado a la gente". Gaspar Llamazares fue el más escéptico: "El PP busca más una foto de campaña que una reconciliación efectiva. Creo que no se dan condiciones para que lo que se ha roto hace años se recomponga por razones electorales". Y Nicanor García, de Ciudadanos, el menos sorprendido: "Se veía venir en virtud de sus políticas conjuntas. La derecha vuelve a ser un bloque. No deja de ser chocante que en Asturias la derecha vaya y venga tantas veces en tan poco tiempo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine