Lne.es »

Sanidad incrementa los recursos de salud mental en Oviedo

La apertura del Centro de Tratamiento Integral de La Corredoria incorpora 22 nuevas camas asistenciales y permite ampliar la plantilla de profesionales

31.10.2015 | 14:46
Sanidad incrementa los recursos de salud mental en Oviedo

La reordenación de los dispositivos de salud mental del área sanitaria de Oviedo que se produjo el pasado mes de junio con motivo de la apertura del Centro de Tratamiento Integral (CTI) de La Corredoria ha supuesto un incremento de los dispositivos y los recursos humanos y materiales destinados a los pacientes con trastorno severo. El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha visitado esta mañana las dependencias del centro, que permite contar con 22 nuevas camas sin cerrar ninguno de los recursos existentes, y cuya apertura ha supuesto una inversión de más 200.000 euros.

El consejero ha asegurado durante su visita que centros como el de La Corredoria suponen "un nuevo avance en la atención a la salud mental, ya que aúnan todos los dispositivos intermedios de atención comunitaria previamente existentes --hospital de día, psicoterapia de grupo e individual, psicoterapia familiar, camas de internamiento de subagudos y atención domiciliaria mediante los Equipos de Tratamiento Asertivo Comunitario (ETAC)„ en un nuevo centro concebido para mejorar la continuidad de la asistencia y la coordinación entre servicios.

La puesta en marcha del CTI de La Corredoria ha supuesto la incorporación de un facultativo especialista en Psiquiatría más, dos terapeutas ocupacionales y un auxiliar administrativo, además de permitir contar con tres equipos de ocho enfermeros para la atención continuada en régimen de 24 horas de los centros de La Corredoria, San Lázaro y Meres y reforzar con cinco enfermeros mas los centros de salud mental del Área Sanitaria IV.

El centro dispone también de un servicio de ingreso 24 horas con 22 camas para pacientes subagudos y de otras características que precisen un ingreso limitado en el tiempo, que puede oscilar entre los 45 días y los tres meses aproximadamente, en función de las necesidades del paciente y de su cuadro clínico. Este límite temporal nunca supone que un paciente deje de ser atendido si su estado de salud lo requiere, sea en este centro o en otro recurso que pueda ser más adecuado a sus necesidades de tratamiento.

El CTI cuenta también con hospitalización de día, tratamiento ambulatorio y domiciliario en cualquier etapa del proceso asistencial, siempre en función de lo que necesite el paciente y en el medio menos restrictivo para su capacidad de movimientos y decisiones y más respetuoso para su privacidad.

Todas estas prestaciones y estrategias de acercamiento al paciente (ingresos en diferentes tiempos, ambulatorio y en domicilio) están permanentemente disponibles en función de su estado clínico y personal a lo largo de todo el proceso asistencial, excepto en los momentos en los que su estado de salud ponga en riesgo su integridad o la de terceros y haga aconsejable el ingreso en una unidad de agudos.

El objetivo de estos equipamientos, más modernos y funcionales, es en todos los casos, lograr el mejor estado clínico y la mayor autonomía e integración familiar, social y laboral del paciente, en función de sus posibilidades y expectativas, contando siempre con la familia y desde el más absoluto respeto a sus derechos.

El objetivo es proporcionar a cada persona el tratamiento más adecuado, con mayor evidencia de resultados en mejoría clínica e inserción familiar, social y laboral en función de las características, necesidades y preferencias de cada caso.

Además del CTI de La Corredoria, Asturias dispone actualmente de dos centros integrales más dedicados a la salud mental como son el de Montevil, en Gijón, y el del Área Sanitaria I, ubicado en Luarca.

La creación de estos centros permite que tanto el paciente como su familia dispongan de una atención más personalizada y pasen a ser seguidos siempre por los mismos profesionales pertenecientes a un equipo único para toda el área. La misión de este equipo es hacerse cargo del tratamiento de los pacientes con trastornos graves cuyas necesidades superan la capacidad para ser asistidos de forma ambulatoria y domiciliaria en los centros de salud mental.

La atención a la salud mental es una prioridad sanitaria del Gobierno asturiano por la magnitud de unos problemas que afectarán al 25% de la población a lo largo de su vida; por su gravedad, la discapacidad que produce cuando se trata de trastornos severos y el evidente impacto que tiene en la reducción de la expectativa de vida de quienes los padecen. También por la necesidad de combatir la carga de estigma y discriminación asociada a la enfermedad mental desde un enfoque de derechos de ciudadanía y de integración social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine