Lne.es »

"La cadena perpetua es ineficaz para evitar que haya delitos"

"La UTE de Villabona era un proyecto extraordinario y en mi etapa envié a gente de toda España aquí a conocerlo"

05.11.2015 | 02:19

Mercedes Gallizo (Zaragoza, 1952) fue directora general de Instituciones Penitenciarias desde 2004 hasta 2008, cuando asumió la Secretaría General del mismo departamento hasta que finalizó el segundo gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En la actualidad es diputada autonómica del PSOE en la Comunidad de Madrid. Ayer participó en las jornadas "Alternativas a la prisión", que se celebran hoy y mañana en la Facultad de Economía y Empresa, organizadas por Conseyu de la Mocedá y la Universidad de Oviedo. La conferencia de Mercedes Gallizo fue "Retos y desafíos del sistema penitenciario español".

-¿Cómo es el mundo de las prisiones?

-Es un trabajo apasionante, en el que me impliqué muchísimo e incluso escribí un libro -"Penas y personas. 2.810 días en las prisiones españolas"- que quería que fuese una etapa de transición hacia otro sitio, otra actividad. El mundo de las prisiones es apasionante, muy intenso pero desgasta muchísimo porque tiene un coste emocional y personal enorme.

-¿Cree que con el Gobierno del PP se ha retrocedido en el sistema penitenciario?

-No me gusta el rol de criticar lo que viene después porque cada uno tiene su forma de hacer las cosas. Me interesa más señalar cómo está la sociedad, centrar la cuestión en por qué deriva a la prisión a aquellos que tienen problemas en lugar de abordar esos problemas desde políticas sociales para al menos minimizarlos. Hay quienes piensan que enviando a la gente a la cárcel acaba con los problemas, y no es cierto.

-¿Conoce el desmantelamiento de la UTE de la prisión de Villabona?

-La UTE ha sido un proyecto magnífico. En mi época lo convertimos en un referente para todas las prisiones de España y trajimos a Asturias a funcionarios de todo el país para que la conocieran y aplicarla en el resto de centros. Pero prefiero no entrar en polémicas. Defiendo lo que conocí porque era extraordinario.

-¿Qué opina de la cadena perpetua?

-No es eficaz para disuadir a alguien de que cometa un delito posible.

-La aplicación de la doctrina Parot permitió que salieran a la calle reclusos condenados por terrorismo, asesinos y peligrosos delincuentes comunes...

-Cuando uno acaba su condena tiene que salir de prisión. Eso ocurre en España y en cualquier país democrático. ¿Por qué sale antes de los años teóricos a los que fue condenado? Porque la legislación es así. Se pueden cambiar las leyes, pero las penales no tienen carácter retroactivo. Eso lo dice el abecé de la democracia.

-¿Usted cree que la reinserción es posible en todos los casos?

-La pregunta es: ¿hemos hecho lo suficiente para ayudarle a cambiar su vida? Es más fácil ayudar a niños y a jóvenes que a personas de 40 años que hayan delinquido. Que alguien pase 20 años en prisión es tiempo suficiente para que pueda cambiar. En teoría todo el mundo es reinsertable. Las enfermedades sociales a veces son más fáciles de atajar que las orgánicas. Hay fracasos, es cierto, pero el objetivo último es la reinserción.

-¿Hay personas condenadas a ser carne de cañón por el entorno en el que se crían?

-No creo en la carne de cañón. La mayoría de los que viven en entornos de marginación son héroes, porque no delinquen.

-Políticos y empresarios han ido a la cárcel, pero la impresión en la sociedad es que en dos días estarán fuera.

-Los jueces aplican las leyes que hacen los políticos. Y las leyes castigan más el pequeño delito que el grande. Son desproporcionadas. El que asalta para robar 100 euros tiene proporcionalmente más condena que el que roba 100 millones.

-¿Qué hay que cambiar del sistema penitenciario español?

-Tenemos un buen sistema penitenciario en instituciones, en cualificación del personal, en políticas de intervención, en tratamientos y en humanidad. España está a la cabeza en todos estos parámetros en relación con otros países del entorno. Y además tenemos una característica que nos distingue: el voluntariado, que trabaja todos los días y eso es bueno, porque expresa solidaridad de una parte de la sociedad, pero también introduce sistemas de control externo al poder ver a los reclusos y saber qué ocurre tras los muros. Hay que completar los proyectos que existen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine