La negociación de las cuentas de 2016

Ciudadanos reclama "una rebaja fiscal global" para apoyar los Presupuestos

Javier Fernández alerta de que hay que afrontar los gastos en Educación, Sanidad y Servicios Sociales, que "están ahí y van en aumento"

10.11.2015 | 04:07
Javier Fernández saluda a Nicanor García en presencia de Ignacio Prendes al inicio de la reunión.

Puede parecer "la cuadratura del círculo", pero "en eso consiste gobernar". Así planteó ayer el portavoz de Ciudadanos en la Junta General, Nicanor García, la exigencia de su partido de que se rebaje la presión fiscal en Asturias, pero se mantengan los servicios públicos. "Creemos que hay margen de mejora en la gestión", aseguró García, para no recortar servicios pero sí reducir los impuestos.

El PSOE, que se sentó al otro lado de la mesa de negociación presupuestaria, no lo ve tan fácil. "Hay una mejora permanente" de la gestión, aseguró el presidente regional y secretario general de los socialistas asturianos, Javier Fernández, pero hay gastos "que están ahí" y que "van en aumento". "Hay cuestiones, como la subida del IVA en Sanidad o la gestión de la hepatitis, que están ahí y que se van a incrementar", señaló Fernández, que destacó que hay tres grandes áreas (Sanidad, Educación y Servicios Sociales) que requieren un fuerte compromiso presupuestario.

Pese a las diferencias, tanto el PSOE como Ciudadanos destacaron la "cordialidad" del primer contacto de ambas fuerzas políticas sobre el Presupuesto regional del año que viene. No hay, sin embargo, más reuniones previstas, hasta que los grupos parlamentarios reciban el anteproyecto presupuestario, que llegará a la Junta, previsiblemente, el próximo día 18. En ese momento, según indicó Nicanor García, será cuando su partido se pronuncie sobre el contenido concreto de la propuesta del Gobierno, y sobre su apoyo o rechazo al proyecto presupuestario. "Es muy temerario avanzar si vamos a apoyarlos o no porque aún no conocemos el proyecto concreto", señaló García.

Donde sí ha habido consenso con la formación naranja es en la fijación del calendario para la tramitación del Presupuesto en la Junta General, que coincide con la campaña para las elecciones generales.

El Gobierno regional espera aprobar el proyecto presupuestario el 18 de noviembre, para que comience su tramitación parlamentaria. Así, tras la presentación del proyecto de ley de Presupuestos, las comparecencias de los consejeros para detallar las cuentas de cada departamento se producirían entre el 30 y el 4 de diciembre, y el debate de totalidad el día 23, siete días antes de la fecha en la que, de conseguir los apoyos suficientes, podría estar aprobado el Presupuesto, el 30 de diciembre. El objetivo de este calendario es evitar que el debate presupuestario se celebre antes de las elecciones, el 20 de diciembre.

Entre tanto, el PSOE continuará con los contactos para intentar allanar el camino al Presupuesto en la Junta, en un contexto parlamentario muy fragmentado. Está previsto que hoy se celebre una reunión con Foro Asturias, y el próximo jueves, previsiblemente, con el PP.

Para Ciudadanos, las prioridades presupuestarias pasan por reducir la presión fiscal de forma "global", destinar inversión al tejido productivo, con especial énfasis en las pequeñas y medianas empresas y los autónomos, y diseñar un plan para reducir el gasto en servicios públicos a través de mejoras en la gestión.

Para el presidente regional, Javier Fernández, la reunión con Ciudadanos fue "interesante y constructiva", aunque no se analizaron, señaló, cuestiones concretas, como los impuestos.

"Les he visto receptivos a hablar y ojalá se pueda acordar", aseguró el jefe del Ejecutivo asturiano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine