Lne.es »

El Supremo confirma 20 años de cárcel a un intermediario en el secuestro de dos avilesinos

Concepción Marlaska y Ángel Sánchez permanecieron retenidos durante un mes en Colombia desde mayo de 2013

12.11.2015 | 15:02

El Tribunal Supremo ha confirmado la pena de 20 años y dos días de cárcel que la Audiencia Nacional impuso el pasado 20 de abril a Louay Almolen por intermediar en el cobro del rescate del secuestro de la avilesina Concepción Marlaska --prima del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska-- y de su pareja, Ángel Sánchez, que permanecieron retenidos durante un mes en Colombia desde mayo de 2013.

La resolución hecha pública este jueves por el alto tribunal rechaza el recurso de casación presentado por Almoalen, así como determinados documentos que éste había aportado en su defensa y que según la sentencia no sirven para demostrar de forma indiscutible que no supiera del secuestro.

Además, el Supremo subraya que en las detenciones ilegales responde como coautor quien, aún no habiendo intervenido en la privación de libertad, asume con posterioridad las funciones de gestionar la recepción del rescate en connivencia con los autores materiales del rescate.

En su sentencia, la Audiencia Nacional consideró a Almoalen culpable de dos delitos de secuestro ordenó que se indemnizara con 25.800 euros a Concepción Marlaska por las lesiones y daños morales sufridos. La otra víctima, Ángel Sánchez, no sufrió ninguna lesión física ni psíquica y renunció a ser resarcido económicamente.

En el mismo procedimiento, y ahora lo confirma el Supremo, resultó absuelta otra persona detenida por su presunta implicación en los hechos, Juan José Benito al no constar "suficientemente" acreditado que conociera que el dinero que le entregó la hermana de Marlaska para destinar a Almoalen fuera el "producto del pago del rescate satisfecho para obtener la liberación" de los dos españoles.

Almoalen no participó en la captura de la pareja, pero sí colaboró con sus autores al intermediar en el pago del rescate, que era una "condición ineludible" para poner en libertad a los rehenes, siguiendo las instrucciones que recibía por vía telefónica de un individuo residente en Líbano.

Se dedicaba al negocio de la compraventa de camiones, decidió "utilizar" al otro acusado, a quien conocía por su profesión, para que se pusiera en contacto con la familia de las víctimas y recogiera una mochila, que contenía los 53.000 euros exigidos para la liberación.

RELATO DEL SECUESTRO

Según el relato de hechos probados, la pareja se encontraba de viaje turístico por Colombia cuando fue secuestrada. Su vehículo de alquiler fue encontrado por indígenas wayús con una ventanilla rota.

La pareja fue privada de su libertad "con finalidad meramente crematística" siendo trasladados por los secuestradores hasta una cabaña cuya ubicación. Durante el trayecto, sus captores les intimidaron con armas y les hicieron creer que su detención había sido ordenada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Durante el mes en el que permanecieron retenidos los españoles fueron trasladados a distintos habitáculos en Venezuela o Colombia, donde les ataron las manos y los pies con cadenas y les preguntaron sobre su situación económica y los números de teléfono de sus familiares.

La hermana de María Concepción recibió diversas llamadas telefónicas hasta que el 14 de junio de 2013 se desplazó desde Avilés a Madrid con el fin de entregar el dinero del recate. La entrega del dinero se produjo en una cafetería del centro comercial Palacio de Hielo de la capital y la pareja fue liberada un día después.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine