Lne.es »

El borrador del Presupuesto asciende a 4.120 millones, con 301 de inversión

El gasto social es la piedra angular de las cuentas, con 2.840 millones para sanidad, educación y servicios

15.11.2015 | 04:48
Javier Fernández y Gaspar Llamazares, durante una reunión.

El borrador del Presupuesto regional, que aún está en negociación, asciende a 4.120 millones de euros, un 4,07 por ciento más que el de este año. El gasto social, que incluye a consejerías y servicios regionales de Educación, Sanidad y atención social es la piedra angular de las cuentas que maneja el Gobierno asturiano para el año que viene, con una previsión de 2.840 millones de euros, más de la mitad del total de gasto previsto, lo que supone un aumento del 7,19 por ciento.

El dinero destinado a sostener la sanidad pública aumenta un diez por ciento respecto al de este año: la consejería de Sanidad, incluido el SESPA, tendrá una partida estimada de 1.653 millones de euros, en un año en el que aumenta el IVA sanitario y en el que el Principado asumirá el coste de tratamientos caros, como el de la hepatitis C.

La inversión prevista para 2016 se mantiene en un parámetro modesto, como ocurrió este año, y estará en torno, en el borrador que está sobre la mesa de negociación, de los 301 millones de euros.

Un capítulo importante en las previsiones presupuestarias del año que viene es el de los gastos de personal, que ascenderán a 1.484 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,26 por ciento. Esta partida incluye la eliminación de algunos de los recortes que habían sufrido los empleados públicos, como el 1 por ciento de subida de los salarios, lo que supone una partida de 15,4 millones de euros. También incluye el pago del 25 por ciento de la paga extra de enero.

Aunque éstas son, a grandes rasgos, las cifras del proyecto presupuestario, la negociación está abierta, y sobre la mesa está uno de los asuntos que más debate ha generado en los últimos años, el de la fiscalidad. Parece difícil, sin embargo, que el Principado asuma los planteamientos fiscales de los partidos más conservadores de la Cámara, que reclaman la supresión, por ejemplo, del impuesto de sucesiones, una propuesta que la semana pasada fue, una vez más, rechazada en el Parlamento asturiano, con los votos del bloque de izquierdas.

Según el calendario que maneja el Principado, el anteproyecto de presupuestos entrará el miércoles, 18 de noviembre, en la Junta General del Principado, para su negociación. El presidente regional, Javier Fernández, se ha reunido ya con todos los grupos parlamentarios, sin que se haya alcanzado ningún acuerdo de mínimos que permita atisbar una mayoría. La cita electoral del 20-D dificulta aún más la tramitación parlamentaria del presupuesto asturiano, en un contexto parlamentario muy fragmentado.

En principio, el socio más cercano, aunque no suficiente, es IU, que ha advertido que su apoyo no está aún garantizado, y que será "exigente", sobre todo para que el presupuesto asturiano atienda "a los castigados por la crisis", según manifestó recientemente el coordinador de la coalición en Asturias, Manuel González Orviz.

Podemos, el grupo de izquierda que podría garantizar el presupuesto, no parece convencido por la propuesta socialista. Su portavoz parlamentario, Emilio León, advirtió en el último pleno que exigirá que las cuentas atiendan más a los asturianos de a pie que a "los Masaveu". Con PP, Foro y C's el acuerdo es difícil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine