Fomento licitará antes de las elecciones la obra para que el Alvia no se retrase en León

La previsión es que el soterramiento parcial de la vía se inicie en la primavera - de 2016 y que esté listo en dos años

26.11.2015 | 03:53
La zona de El Crucero por la que irá el tramo soterrado.

Licitación "inminente", inicio de las obras en la primavera de 2016, presupuesto de 50 millones de euros y dos años de plazo de ejecución para que todo esté listo antes del verano de 2018. Este es el compromiso del Ministerio de Fomento para la integración ferroviaria en la ciudad de León, acabando con el "fondo de saco" que penaliza a los trenes de Asturias, que ha trasladado el presidente del Adif, Gonzalo Ferre, al alcalde leonés, Antonio Silván (PP). Tal y como había adelantado la ministra Ana Pastor, la solución elegida es un soterramiento de la vía de poco más de 500 metros, aunque la superficie afectada es de 1,2 kilómetros, con andenes subterráneos para las circulaciones del Principado.

El calendario que maneja Fomento pasa por autorizar la licitación de las obras antes de los comicios del 20 de diciembre, para que puedan quedar adjudicadas en torno a marzo de 2016 y arranquen antes del verano. El Ministerio asumirá en su integridad el gasto de 50 millones de euros.

El problema de los trenes de Asturias en León comenzó en marzo de 2011, cuando, pocas semanas antes de las elecciones municipales y autonómicas, se inauguró la estación de AVE de la ciudad en un "fondo de saco" ferroviario que impide las circulaciones pasantes de los trenes. A partir de entonces, los Alvia de la línea Gijón-Madrid se vieron obligados a realizar maniobras marcha atrás de entrada o de salida de la terminal, con una pérdida de tiempo de veinte minutos.

Posteriormente, coincidiendo con la fase final de las obras del tendido de Alta Velocidad entre Valladolid y León, Renfe decidió suprimir esa maniobra, pero a cambio de llevar al pasaje sentado en el sentido contrario al de la marcha en el tramo de Gijón a la estación leonesa. Además de las molestias denunciadas por numerosos viajeros, esta alternativa no evitó un retraso de alrededor de diez minutos en la capital de la provincia vecina, ya que los trenes de Asturias, con la única excepción de los escasos servicios directos con Madrid-Chamartín, siguieron utilizando una variante de trazado para entrar o salir de la ciudad.

A partir de 2018, si se cumple el calendario de Fomento, los Alvia procedentes de Madrid entrarán en León por donde ahora y, a la altura del campo de fútbol, accederán a un tramo soterrado, dotado de andenes para subir y bajar pasajeros, que les permitirá salvar el "fondo de saco". Este trazado bajo tierra concluye donde estaba el paso a nivel del Crucero y facilita que los convoyes prosigan viaje hacia la región sin los problemas actuales.

La circulación será a la inversa para los trenes con destino a Madrid. En ese caso, los Alvia entrarán en el tramo soterrado por El Crucero y lo dejarán a la altura del estadio de fútbol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine