Lne.es »

Reconocimiento a un penalista de referencia

El ovetense Miguel Bajo Fernández, que defendió entre otros a Bárcenas, miembro de honor de la Academia de Jurisprudencia

28.11.2015 | 05:02
Miguel Bajo Fernández, durante su discurso.

Miguel Bajo Fernández (Oviedo, 1945) está considerado como el letrado de referencia en el ámbito penal económico, por lo que no debe resultar extraña su participación en procesos tan sonados como el de Banesto, Gescartera, Ibercorp, Rumasa, Kio o Bankia, y que hayan recurrido a él personajes en apuros como Luis Bárcenas, el extesorero del PP involucrado en el "caso Gürtel". Bajo Fernández fue recibido en la tarde de ayer como académico de honor en la Real Academia Asturiana de Jurisprudencia, un regreso por la puerta grande a su "adorada tierra asturiana", que por otro lado nunca ha dejado de frecuentar, puesto que aquí está su familia e incluso sigue formando parte del Colegio de Abogados de Oviedo, en cuyo salón de actos se celebró el acto.

Catedrático de Derecho Penal de la Autónoma de Madrid, la trayectoria de Bajo Fernández se inicia en 1967, cuando se licencia en la Facultad de Derecho de Oviedo. Como indicó ayer Manuela Fernández Junquera, Catedrática de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Oviedo, que introdujo al nuevo académico, Bajo Fernández empezó a brillar pronto, y en 1969 obtuvo una beca en el Instituto Max-Planck de Derecho penal extranjero e internacional, en Friburgo. Luego pasaría a Madrid, para publicar el primer texto en España sobre "Derecho penal económico aplicado a la actividad empresarial", en 1978.

En su discurso de entrada en la Academia, Bajo abordó la cuestión de la responsabilidad criminal de las personas jurídicas, esto es, las corporaciones o mercantiles, e ilustró las dudas sobre la constitucionalidad de este concepto introducido en el ordenamiento español con la reforma penal de 2010, ya que "violenta el principio de personalidad de las penas" y que el castigo ha de ser por actos propios y no por los ajenos. Con referencias a Gonzalo R. Mourullo -su maestro-, Parada Vázquez o incluso Gustavo Bueno, Bajo Fernández resaltó que ya hay un ámbito en el que las sociedades son responsables, el derecho administrativo, "en el que la sanción administrativa equivale a la pena".

El presidente de la Academia, Leopoldo Tolivar, indicó que, con la investidura de ayer, la institución prosigue con su empeño de "reconocer y recuperar a aquellos juristas asturianos que, como en este caso, se han significado por su éxito profesional fuera de Asturias".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine