La columna del lector

Fauna silvestre

01.12.2015 | 03:56

El 20 de noviembre, a las 13.26, paseando junto al prao de Matildina, junto a la carretera, topé con un buitre leonado que no podía volar. Llamé al Seprona y me dijeron que la guardería no tiene sitio. Que es como decirme llévalo a casa o déjalo ahí. Yo iba con mi perro y dos garrafas de agua de la fuente baxo. Imposible cogerlo, pero si lo hago, ¿dónde lo meto, en el hórreo de un vecino? Y si lo recojo igual me multan por tenencia de animales protegidos.

Así que fui a casa y lancé un desesperado SOS vía correo electrónico y redes sociales. Y descubro que sí, que la Consejería de Medio Ambiente sí tiene en Sobrescobio un centro de recuperación de la fauna silvestre, construido con fondos mineros y cuyo coste rondó los 5 millones de euros. ¡Sí existe! Pero no se utiliza. Animales protegidos como los que encontramos mi perra y yo son derivados a otras organizaciones.

El 18 de septiembre de 2012 encontré, guardé en mi casa y al día siguiente entregué a Medio Ambiente el cadáver de un halcón peregrino joven, hembra, con una anilla número 80 18 997, recogido en mayo de ese año en la Campa Torres, herido y operado de una patuca. Lo soltaron en el mismo lugar el 5 de septiembre y fuentes bien informadas de la necropsia que se le realizó me informaron de que murió de inanición. De hambre. Que no supo conseguirse el sustento. Que a tal hora esperaba que le dieran de comer.

Respecto a "Saza", el nombre que le puse al buitre por su gran parecido al recientemente fallecido actor, decir que sobre las cuatro y media de esa tarde volví al prado esperando una llamada del Seprona para indicarles el lugar, pero no estaba. Parece que al final lo recogieron a las tres de la tarde, hora y media después de mi llamada. Quién les animó a ir por él, no sé. Dónde y cómo está, lo desconozco. Desde luego no en Sobrescobio. Deseo que tenga mejor suerte que la linda halcón.

También deseo que el presidente del Gobierno del Paraíso Natural y su consejera de Medio Ambiente miren para los animales que por ley están obligados a proteger y miren a Sobrescobio y vayan a inaugurar ese centro que tanto dinero costó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine