Lne.es »
La tramitación de las cuentas regionales

Sanidad hace un guiño a primaria, pero no presupuesta dinero para horas extra

La Consejería destina en su partida 25 millones de euros a los tratamientos de 1.100 enfermos de hepatitis C

04.12.2015 | 04:17
Francisco del Busto, ayer, en la Junta General del Principado.

Una de cal y otra de arena. El presupuesto de la Consejería de Sanidad para 2016 hace un elocuente guiño a los profesionales de atención primaria, con un compromiso de aumentar las sustituciones y las contrataciones y de revisar los cupos de pacientes más numerosos. Como contrapartida, mantiene a los médicos de atención especializada sin las deseadas horas extraordinarias, y sólo prevé desbloquear uno de los cuatro niveles de la carrera profesional (que llevan aparejados pluses salariales).

Estos son dos de los aspectos más llamativos de las cuentas presentadas ayer por el titular de Sanidad, Francisco del Busto, en la Junta General del Principado. La Administración sanitaria destina en torno a 25 millones de euros para los tratamientos de unos 1.100 enfermos de hepatitis C, que se sumarán a un número similar que está recibiendo la medicación este año. Después de muchos tiras y afloja, el coste de la terapia se ha situado en 24.800 euros por paciente.

Del total de 4.121 millones de euros que el conjunto del Principado ha presupuestado para el año que viene, a la Consejería de Sanidad le corresponden 1.649 millones. Esta cifra representa un aumento del 12,9 por ciento con relación a 2015 y supone que el 41,3 por ciento del Presupuesto regional se destina a la red sanitaria.

La citada cuantía "supera incluso en 18 millones de euros la del Presupuesto del 2010, la más alta hasta la fecha", subrayó Del Busto. Según el Consejero, el Ejecutivo socialista "sigue manteniendo un compromiso político decidido en la defensa de la sanidad pública asturiana", y estas cuentas "se asientan sobre un claro sustrato ideológico".

El aumento de la partida destinada al personal de los centros de salud da respuesta a una reiterada denuncia de los sindicatos, los trabajadores y la oposición, que coincidían en subrayar que la falta de sustituciones de bajas y permisos estaba colapsando la red de primaria. Tal y como publicó LA NUEVA ESPAÑA, en algunos centros de salud -caso del ambulatorio de La Lila de Oviedo- las esperas para una consulta han llegado a ser de diez días.

Del Busto anunció un incremento de 17,2 millones en la cuantía destinada a sustituciones y a contrataciones temporales, especialmente en primaria, "para evitar la sobrecarga de actividad en determinadas áreas y épocas puntuales". El diputado del PP Carlos Suárez le reprochó que en los meses pasados "en ningún momento había reconocido la escasez de personal".

La oposición llamó la atención sobre el incremento de la partida dirigida a medicamentos de uso hospitalario. Del Busto la justificó aludiendo al elevado coste de los nuevos tratamientos, singularmente los oncológicos. El consejero abogó por las áreas de gestión clínica, pero precisó que se introducirán "modificaciones" en su diseño. Defendió el papel de la empresa pública Gispasa, pero admitió problemas en su relación con el equipo directivo del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Rechazó la recuperación de horas extra ("peonadas"), pero defendió la existencia de prolongaciones de jornada para las operaciones más largas. Y aseguró que las partidas para conciertos con hospitales sin ánimo de lucro apenas van a variar.

La oposición manifestó escaso entusiasmo ante los números presentados por Del Busto. Marta Pulgar (IU) trató de marcar distancias al señalar que "no habrá un acuerdo" con el Gobierno del PSOE "hasta revisar y analizar la última partida". Carlos Suárez (PP) subrayó que estas cuentas "suponen una enmienda a la totalidad de todos los Presupuestos anteriores". Diana Sánchez (Ciudadanos) argumentó que "el Presupuesto ha aumentado, pero eso no indica que la sanidad haya mejorado". Isidro Martínez Oblanca (Foro) enfatizó que las cuentas "heredan muchos de los vicios del anterior mandato". Por último, Andrés Fernández Vilanova (Podemos) criticó que los grandes beneficiados de las cuentas sean "los laboratorios farmacéuticos y las casas comerciales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine