Asturias, la segunda comunidad con mayor índice de víctimas mortales por incendio

El Principado registra un índice de 5,71 víctimas mortales por millón de habitantes, sólo superado por Islas Baleares, con 7,25 personas

16.12.2015 | 18:56

Asturias, con un índice de 5,71 víctimas mortales por millón de habitantes, es la segunda comunidad con mayor tasa de siniestralidad mortal por incendio. Por delante sólo está Islas Baleares, con 7,25 personas.

Así lo ha revelado el estudio de Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), el cual destaca que en 2014 un total de 162 españoles perdieron la vida por un incendio en el hogar, un 22 por ciento más que el año anterior.

Dicha cifra pone de manifiesto que se ha producido un significativo incremento en el número de víctimas mortales por incendio y explosión en el hogar, lo que refleja el cambio de tendencia tras cuatro años consecutivos de disminución.

Los cuerpos de bomberos realizaron en 2014 un total de 125.774 intervenciones por incendios, 14.226 menos que el año anterior. Sin embargo, este descenso en el número de incidentes no se reflejó en el número de víctimas mortales, que en dicho año ascendió a 162 personas, 30 más que en año anterior. Del total de fallecidos, 102 fueron hombres.

En el hogar, el número de incendios en 2014 ascendió a cerca de 15.000, lo que representa una media de 40 fuegos diarios, que acabaron con la vida de 130 personas, un 30 por ciento más que el año anterior.

Se trata de un punto de inflexión bastante significativo y que por primera vez en mucho tiempo también afecta a los menores de 12 años, colectivo que ha pasado de registrar 2 fallecidos en 2013, a 12, en 2014.

Entre las causas más frecuentes de incendio en el hogar con víctimas mortales siguen destacando los descuidos con aparatos productores de calor, como radiadores, chimeneas y braseros; los incidentes de tipo eléctrico; y el cigarrillo, el tercer motivo más frecuente.

Éstas son algunas de las conclusiones del informe, realizado con el objetivo de disponer de información precisa sobre las víctimas mortales de incendios y explosiones y sus circunstancias para desarrollar acciones preventivas.

Según dicho documento, el único que recoge de forma actualizada y precisa información sobre este tipo de sucesos en España, la mayoría de las personas que fallece en este tipo de accidentes, lo hace como consecuencia de una intoxicación que sufre como resultado de un incendio o una explosión originada en el salón, el lugar en el que mayor número de incendios se originan, seguido de los dormitorios y la cocina.

Los meses de más frío registran 7 de cada 10 víctimas mortales. Los peores fueron diciembre, en el que fallecieron 30 personas, enero, con 20 fallecidos, y marzo con 17. Dicha siniestralidad afectó en más de la mitad de los casos (58 por ciento) a las personas mayores de 65 años, colectivo que ha pasado de 60 muertos en 2013 a 75 en 2014.

En este sentido, el informe también pone de manifiesto que los mayores índices de víctimas mortales en viviendas son aquellos en los que habita un ocupante habitual en solitario y mayor de 75 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine