IU intenta sortear su peor crisis y prepara su relevo generacional para finales de mayo

La federación asturiana e Izquierda Abierta se integran en la comisión que pilotará la asamblea, que dará el poder a Garzón

10.01.2016 | 04:19
Cayo Lara y Alberto Garzón, junto a otros dirigentes, ayer, al inicio del consejo político federal.

Izquierda Unida intentará sortear su peor crisis con una asamblea en la que culminará el relevo generacional, de la que saldrá una nueva dirección que sería encabezada, previsiblemente, por Alberto Garzón. La asamblea se celebrará los días 20, 21 y 22 de mayo, pero se retrasará si finalmente se convocan elecciones generales anticipadas.

El órgano de dirección de IU designó además a la comisión encargada de pilotar la asamblea, una propuesta del entorno de Alberto Garzón que había despertado suspicacia de parte de la coalición, que temía que se erigiera en un "gobierno en la sombra" o una especie de "gestora". Finalmente, todos han quedado satisfechos después de que se integraran federaciones, como la asturiana, que no son sospechosas de seguidismo con las tesis de Garzón, y organizaciones como Izquierda Abierta, de la que es coportavoz Gaspar Llamazares. El único asturiano que estará en la comisión será el coordinador de IU en Asturias, Manuel González Orviz.

Cayo Lara, coordinador federal de la coalición, fue muy crítico con Podemos durante su intervención, a la que culpó en parte de los malos resultados electorales, por su "opa hostil permanente" a la coalición. Lara también criticó a quienes, desde dentro, intentaron "desprestigiar" a la coalición. Alberto Garzón, por su parte, apostó por buscar la confluencia de los partidos de izquierda. Finalmente, ambos documentos (el del coordinador federal y el del candidato y diputado electo) fueron aprobados, aunque no por unanimidad.

Lo que quedó sobre la mesa fue cómo se organizará IU en el Congreso de los Diputados, ya que probablemente llevará a una confrontación directa con Podemos. Algunos dirigente sde IU, como Gaspar Llamazares, consideran imprescindible que los representantes de IU elegidos en las listas de confluencia con Podemos (tres diputados) se unan a los dos que se presentaron directamente con las siglas de la coalición (UP-IU), de forma que "esos cinco representantes se integren en un grupo técnico o formen un subgrupo en el grupo mixto, para tener la debida visibilidad", defendió Gaspar Llamazares. El asunto, sin embargo, quedó pendiente, ya que choca con la intención de Podemos de constituir grupos parlamentarios diferentes para sus candidaturas de confluencia.

El consejo político federal aprobó además las líneas políticas que defenderá la coalición, que promoverá la creación de un frente "de progreso" en el Congreso para intentar derogar las reformas del Gobierno de Mariano Rajoy, como la ley "Mordaza", la ley "Wert" o la reforma laboral. "El 20 de diciembre no ha acabado con las necesidades de la población", señaló el coordinador asturiano, Manuel González Orviz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine