La repercusión de los deportes de invierno en Asturias

Pista despejada en Pajares

La estación lenense reúne a casi 1.600 esquiadores en la primera jornada de sol y nieve, con incidencias en los accesos causadas por conductores que desoyeron la indicación del uso de cadenas

17.01.2016 | 05:04

Se hizo esperar, pero el primer fin de semana de esquí en Asturias ha llegado. La discreta apertura del viernes en la estación de Valgrande-Pajares no tuvo nada que ver con la espléndida jornada de ayer. Pese a algunos problemas en los accesos por el mal tiempo de las primeras horas de la jornada, a media mañana el panorama ya era radicalmente distinto y casi 1.600 esquiadores disfrutaron de las pistas lenenses. San Isidro y Fuentes de Invierno también estrenaron ayer la temporada, aunque con mucha menor cantidad de nieve y pistas abiertas. Pajares fue ayer la estrella del Norte.

Dos de los primeros esquiadores en catar la nieve ayer fueron Julián del Bustio, que llegaba de Llanes y Tamara Álvarez, de Piedras Blancas. Ambas jóvenes llegaban a la estación en torno a las nueve y media de la mañana, cuando todavía estaba nublado y neviscaba. En apenas minutos, magia. Sol radiante y las pistas en un estado inmejorable. "Teníamos mucha gana de esquiar y la verdad es que el día está perfecto, la nieve está bien", aseguraba Del Bustio. A Tamara Álvarez le sorprendía que no hubiera más usuarios. "La verdad es que para ser sábado parece que no hay mucha gente", aseguraba poco antes del mediodía. Al final, se reunieron en Pajares 1.591 esquiadores.

Otro de ese millar largo de deportistas era Marcos Fernández, que subió desde Pola de Lena. "Es un lujo poder esquiar aquí, al lado de casa, y con un día como hoy, que hay pocos", aseguraba, para añadir,: "esperemos que la nieve ya se quede".

No solo de esquiadores viven las estaciones. Era el caso del leonés Pablo Vega. Llegó con su familia, pero a este hombre de 47 años no le va el esquí. Por eso, mientras su esposa y sus hijas se divierten por las pistas, él busca planes más tranquilos. "Ahora me subiré a la cafetería de arriba a tomar algo mientras ellas disfrutan", aseguraba en la base de Pajares.

Accesos

La nota negativa de la jornada la pusieron los accesos a la estación. A primera hora, y pese a que el trabajo para limpiar la carretera comenzó a las seis de la mañana, la entrada a Pajares estaba con cadenas, y así se anunciaba en los canales oficiales de Valgrande. Sin embargo, algunos usuarios desoyeron las indicaciones, y se generaron pequeños incidentes que provocaron colas que incluso llegaron a la carretera nacional.

Desde la estación pidieron ayer a los usuarios que se conciencien en el uso de las cadenas y que consulten la información a través de los canales oficiales (página web y redes sociales) antes de desplazarse ayer para evitar incidentes como los registrados en la mañana de ayer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine