PSOE, IU y Ciudadanos llegan a un acuerdo para modificar la Ley Electoral asturiana

La ley endurecerá el sistema de incompatibilidades y fomentará la celebración de primarias en la circunscripción central

26.01.2016 | 14:29
PSOE, IU y Ciudadanos llegan a un acuerdo para modificar la Ley Electoral asturiana

Los grupos parlamentarios del PSOE, Izquierda Unida y Ciudadanos han llegado a un acuerdo para presentar de manera conjunta una Proposición de Ley de reforma de la Ley sobre el Régimen de Elecciones a la Junta General del Principado de Asturias.

Así lo han avanzado los portavoces de las tres formaciones, Fernando Lastra, Gaspar Llamazares y Nicanor García, en una rueda de prensa en la que han resumido las principales novedades, primando la igualdad del voto con la conservación de las tres circunscripciones electorales, la facilitación de la participación mediante el voto anticipado o electrónico y el desbloqueo de las listas mediante procesos de primarias.

Se retoma así el proyecto de reforma electoral frustrado en la anterior legislatura por la falta de apoyos en el Parlamento asturiano. Entonces, ni el PP ni Foro Asturias respaldaron la modificación y el PSOE decidió dar un paso atrás al considerar que no se contaba con una "mayoría cualificada" para abordar la reforma.

Ahora, con la entrada de nuevas fuerzas en el arco parlamentario, el escenario se presume más favorable a la reforma. Así, Llamazares ha incidido en que el propuesto es un proyecto "pionero, vanguardista y valiente" que cuenta con los apoyos "suficientes" para salir adelante, ya que hay cuatro fuerzas --PSOE, IU, Ciudadanos y Podemos-- que están dispuestas a aprobarlo.

Aunque a la articulación de la Ley no se ha sumado ningún representante de Podemos, las tres fuerzas que sí han registrado la proposición confían en que la formación morada se incorpore en el proceso de elaboración y en la incorporación de enmiendas.

También se han dirigido a PP y Foro, confiando en que se sumen al desarrollo de la Ley para "dar respuesta a la demanda de los asturianos".

El portavoz socialista, Fernando Lastra, ha destacado que en esta ocasión "se dan las condiciones" para que se desarrolle esta reforma, respetando las tres circunscripciones, al entender que abunda en una mayor transparencia, mayor democracia y más participación en los procesos electorales. "Esta será muy adecuada ocasión para lograr un gran acuerdo político", ha apuntado.

Así, Lastra ha señalado que el PSOE mantiene como "condición explícita" el acuerdo de tres quintas partes de la Cámara. "Si está el PP a favor será muy positivo para dar estabilidad a la ley", ha sugerido.

En este sentido, el portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, ha asegurado que durante las conversaciones con la presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, de cara a su posible investidura en la Junta, el PP se había mostrado proclive a la modificación legislativa. "Se habló de la reforma y en principio la aceptaron", ha recordado.

Por su parte, Llamazares ha querido destacar el papel de Foro en el grupo de trabajo para reformar la ley, y ha subrayado que el PP "también estuvo presente".

LAS CLAVES DE LA REFORMA

Tras más de 25 años de vigencia de la actual Ley, los grupos estimaron necesario constituir un grupo de trabajo que analizara la norma y, si fuese oportuno, realizar una propuesta de modificación.

La reforma que PSOE, IU y Ciudadanos han planteado responde a la "demanda de la sociedad" de realizar "profundos cambios" para recuperar el prestigio de las instituciones y una mayor vinculación de los ciudadanos con las decisiones políticas.

Basan la reforma en tres principios. El primero de ellos es el de equilibrio en la representación y la igualdad del valor del voto de todos los electores, de manera que se llegue a una mayor proporcionalidad conservando las tres circunscripciones y con el objetivo de llegar a "una persona un voto".

En segundo lugar buscan la mejora de la rendición de cuentas de los diputados, incluyendo un sistema de listas desbloqueadas para que el votante pueda marcar una serie de votos preferenciales dentro de la lista del partido por el que escoja votar.

Finalmente, el tercer principio articulado busca la mejora de la calidad democrática, mediante un refuerzo del régimen de incompatibilidades de los diputados. Así, la condición de diputado será incompatible con el desempeño de diputado o senador de las Cortes Generales, de diputado del Parlamento Europeo, de alcalde, de Viceconsejero o director general, jefe de gabinete del Consejo de Gobierno, titular de la Autoridad Portuaria, miembro del Consejo de Administración o director de la RTPA, o presidentes de Consejos de Administración.

La reforma tratará también de fomentar la participación mediante el establecimiento de papeletas en Braille, el voto electrónico para residentes en el extranjero y la puesta en marcha del voto anticipado.

Igualmente, contemplará la celebración de, al menos, dos debates electorales en los medios de comunicación públicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine