Lne.es »

Los acusados de proxenetismo introdujeron hasta 78 mujeres

La rumana Nicoleta Gabriela B. niega que participase en el negocio de los clubes, que según ella dirigía su exmarido

27.01.2016 | 02:29

La Policía encontró documentos relativos a un total de 78 mujeres extranjeras entre los papeles incautados en la vivienda del matrimonio acusado de prostituir a sudamericanas (venezolanas y brasileñas), explotadas en condiciones de auténtica miseria humana en los clubes de alterne Paradise de Oviedo y Foro de Fonciello (Llanera).

En los clubes había una auténtica farmacia, desde espermicidas a antiinflamatorios vaginales, para que las mujeres pudiesen sobrellevar la cadena de encuentros sexuales a la que eran obligadas para saldar unas deudas que ascendían incluso a 3.500 euros. Esa era la cantidad que les exigían los proxenetas a las sudamericanas por pagarles el pasaje a España, donde creían que iban a trabajar de camareras. Una cantidad que no hacía más que incrementarse, ya que les cobraban 30 euros por la manutención y el alojamiento y les imponían multas si se incorporaban tarde al "trabajo".

En el banquillo de la sección tercera de la Audiencia solo se sentó ayer la rumana Nicoleta Gabriel B., exesposa de Daniel Antonio S. da S., también procesado, aunque un informe forense indica que su estado de salud es tan precario que no puede ser sometido a juicio. La mujer, defendida por el letrado Francisco Pérez Platas, aseguró en la vista de ayer que ella no tenía nada que ver con los negocios de su marido, y que éste era el que controlaba los clubes. Arguyó que tenía 21 años en aquella época, y que estaba cuidando de un bebé de un año. Su defensa resalta que fue detenida un día de enero de 2006 en torno a las diez o diez y media de la noche, una hora a la que, si fuese cierto que se encargaba de controlar la actividad de las mujeres, tendría que estar presente en los clubes ejerciendo la citada vigilancia.

El único nexo de Nicoleta Gabriel B. con los negocios de prostitución es que ella figuraba como administradora del Paradise de Oviedo, así como una conversación grabada al matrimonio que, según la Policía, evidencia que estaban hablando de la llegada de mujeres desde Brasil. Pero ninguno de los agentes que declararon ayer -y fueron un total de 21- pudo establecer la presencia física de la mujer en los clubes investigados.

A la pareja se le intervinieron en cajas fuertes situadas en los clubes y en su vivienda de Morcín, cerca de 200.000 euros. En el juicio no solo llama la atención la ausencia de Daniel Antonio S. da S., sino también la de Roger de J., un tercero en discordia que, según la Fiscalía, se encargaba de traer a las mujeres desde Brasil. Roger de J. era el "esteticién" de las mujeres prostituidas, el que les arreglaba el pelo y las ponía guapas. Iba de club en club y haría las veces de "correo", informando de las necesidades que había en cada establecimiento. Pero ahora está desparecido, en busca y captura.

Entre los acusados no se cuentan tampoco los encargados y camareros de los clubes. Hoy miércoles, en la segunda jornada del juicio, prestará declaración algunos de ellos, así como las testigos protegidas del caso. Fueron seis las mujeres que denunciaron las condiciones en las que se encontraban, aunque dos de ellas fueron expulsadas y es imposible que puedan declarar en el juicio. El jueves tendrá lugar la tercera y última jornada del juicio, con las conclusiones de la defensa y la fiscal Esperanza González Avella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine