Lne.es »

Los escolares, comprometidos con un mundo sin violencia

Los colegios asturianos celebraron ayer el Día de la paz y la no violencia con teatro, música, poesía o suelta de globos

30.01.2016 | 05:20
Los escolares, comprometidos con un mundo sin violencia

OVIEDO: El colegio Veneranda Manzano premia el "esfuerzo de colaboración" del proyecto de los Desayunos Solidarios

Los escolares ovetenses lanzaron ayer un mensaje unánime de compromiso con la convivencia en un mundo de paz y sin violencia. La mayoría de los centros escolares del municipio realizaron actividades en torno al Día mundial de la paz, con un acto muy especial en el colegio Veneranda Manzano. Cada año, el centro premia la labor de personas que se dedican a fomentar los valores de cooperación, solidaridad, tolerancia y entrega a los demás. El reconocimiento de admiración fue este año para el proyecto Desayunos Solidarios para escolares que promueve el colectivo "Pero quién dice que en Oviedo no hay nada".

Los alumnos de 5º y 6º curso de Primaria decidieron en una votación destacar este proyecto "que promueve la colaboración de muchas personas y entidades para proporcionar a la población infantil necesitada recursos", explicaron los niños, que entregaron una placa conmemorativa a Belén Suárez, principal artífice de la iniciativa, que acudió al Veneranda Manzano para compartir con los niños las celebraciones del Día de la paz.

En el colegio Nazaret, la comunidad educativa se reunió en el patio a medio día para leer un manifiesto, que acompañaron de símbolos y canciones. Los niños de las Teresianas también celebraron un acto multitudinario en el polideportivo del colegio a mediodía. La Milagrosa, o el Baudilio Arce, son algunos de los centros que se volcaron durante esta semana con la elaboración de murales y bailes con la esperanza de que se oiga su mensaje de paz.


GIJÓN: La música amansa a las guerras

Los alumnos gijoneses entonan canciones, leen manifiestos y hacen cadenas humanas contra los distintos modos de violencia

A actos tradicionales como la lectura de manifiestos, las cadenas humanas o la acción simbólica de soltar palomas se ha unido recientemente la de encontrar un himno para celebrar el Día de la Paz. "Madre tierra" de Chayanne, "Somos la paz", de Unai Quirós o "Si yo pudiera", de Rosario Flores fueron algunas de las canciones que sonaron en los actos de los colegios de la ciudad con motivo de la celebración de una jornada a favor de la no violencia.

En el colegio público Santa Olaya todos los alumnos, uniformados con camisetas blancas, formaron un "remolino" por la paz en el patio del centro, acompañados por los acordes de la canción "Si yo pudiera", de Rosario Flores. A renglón seguido soltaron una veintena de palomas aportadas por el colombófilo Adriano Cadrecha. Y como colofón al acto, bajo el mensaje "Paz y no violencia", los alumnos del Santa Olaya plasmaron sus manos con pintura de dedos en el tradicional mural realizado por toda la comunidad educativa de este centro.

Pancartas, un manifiesto y una danza sirvieron en el colegio Jovellanos para rendir tributo a la paz. Los alumnos de quinto y sexto de Primaria desplegaron las pancartas y leyeron un manifiesto, mientras que los niños de tres años formaron círculos para bailar una danza.

Los alumnos del colegio público Miguel Cervantes y el Liceo de La Corolla realizaron una actividad conjunta. Los primeros se acercaron hasta la playa de El Arbeyal junto al monumento "Los niños de la guerra" donde leyeron un manifiesto y colocaron sus huellas. Mientras que los segundos fueron hasta la escultura de "La Lloca del Rinconín".

En La Escuelona, los escolares confeccionaron palomas de papel con frases humorísticas en una red. Mientras que en el colegio Río Piles realizaron un acto sencillo en el patio del centro en el que leyeron algunas poesías y cantaron "Somos la paz", en una semana en la que realizaron actividades relacionadas con el periodismo y la paz, un taller con la presencia del escritor y artista plástico Paco Abril y un cross para niños de Educación Infantil y Primaria.

En el Náutico sorprendió una marea de niños del colegio Santo Ángel de la Guarda, que ayer a mediodía unió la paz con la necesidad de frenar el cambio climático. Con la filosofía de que la paz se apoya en la justicia hicieron un llamamiento para concienciarse de la situación del planeta, y con un cambio climático que consideran injusto y se está empezando ya a manifestar en Asturias, donde se acaba de vivir el mes de diciembre más caluroso de las últimas décadas. Así los 620 alumnos de entre 3 y 18 años del Santo Ángel realizaron un mural grande en el centro y después cantaron "Madre tierra", de Chayanne.

Todos tomaron conciencia de un día muy señalado, tanto los mayores como los más pequeños. Y así sucedió en el colegio de lnmaculada, donde los alumnos de Educación Infantil pintaron de blanco sus manos en cartulinas. Por su parte, los del Corazón de María celebraron el "Día de la Paz" representado la leyenda de "Los elefantes grises".

Pero la celebración no se quedó ahí. Casi todos los centros de la ciudad llevaron a cabo, de algún otro modo, actividades para conmemorar esta jornada, ya fuera saliendo al patio o con pequeñas actividades a título individual de cada clase, como fue el caso de los alumnos de Las Mestas, que elaboraron sus propias palomas de la paz.

AVILÉS: Los centros docentes de la ciudad celebraron ayer el Día de la paz y la no violencia con teatro, música, poesía y la lectura de un manifiesto

La semana escolar concluyó ayer en los colegios de la ciudad con un homenaje a la vida y las enseñanzas del pensador y pacifista Mahatma Gandhi. Coincidiendo con el aniversario de su fallecimiento, los alumnos celebraron el Día de la paz y la no violencia con música, teatro, poesía y la lectura de un manifiesto, que se hace eco del sueño de la sociedad: conseguir un planeta donde los pueblos y las gentes convivan con tolerancia y en armonía.

Por ello, aulas, patios y polideportivos acogieron una amplia variedad de actos cargados de emotividad, que tuvieron como objetivo "reflexionar sobre la necesidad de construir juntos un mundo mejor, más solidario, más igual y más respetuoso", según señalaron los profesores del colegio público Enrique Alonso. Así, en las dependencias educativas de la avenida Cervantes, además de la lectura de poesías pacifistas y del manifiesto por la paz 2016, un grupo de niños representó la obra de teatro titulada "Con esperanza", en la que intervinieron distintos dioses griegos. Los jóvenes también interpretaron canciones de contenido solidario y pacifista como "Es tiempo de cambiar", de Juanes; "I've got peace", de Nickelback; "Los niños queremos la paz", del grupo 3+2, o "Give peace a chance", de John Lennon. Durante este encuentro, la mayoría de los participantes portaban un símbolo de paz: viseras y palomas de cartulina, carteles con imágenes pacifistas, dibujos...

En el colegio Luisa de Marillac, por su parte, los trescientos alumnos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria formaron el símbolo de la paz, además de interpretar canciones y dar lectura a frases de diferentes autores recogidas días atrás en las aulas por los estudiantes. Ayer, muchos de estos jóvenes llevaban plasmado en sus rostros el círculo con tres líneas en su interior en forma de huella de ave creado por el británico Gerald Holtom para una campaña de desarme y cuyo significado se extendió al sentido más general de paz. La jornada en Miranda incluyó la suelta de globos blancos desde el centro del patio.

Citas de Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz; Antoine de Saint Exúpery, autor de "El Principito"; Eleanor Roosevelt, activista, ex primera dama estadounidense y defensora de los derechos humanos, y Juan Luis Vives, filósofo y pedagogo, estuvieron presentes en el colegio público El Quirinal. A última hora de la mañana, la explanada del centro se llenó de música y poesía en favor de la paz y contra la violencia. En esta cita escolar, un numeroso grupo de estudiantes participó portando con guantes blancos, color que simboliza paz, humildad y amor.

En un ambiente igualmente desenfadado y festivo se desarrolló el Día de la paz en los colegios Apolinar García Hevia y San Fernando. Las dependencias de La Toba vivieron una jornada con tintes deportivos al organizar una carrera solidaria por la paz. En el salón de actos del centro de la avenida de San Agustín, por su parte, los alumnos de primero y segundo de Primaria protagonizaron un espectáculo que incluyó pequeñas piezas teatrales, canciones y poesía.

Mandalas y deseos colgados de un árbol caracterizaron el aniversario de Ghandi en el colegio Paula Frassinetti. Los alumnos de Educación Infantil realizaron los populares círculos o ruedas utilizados por los budistas para meditar mientras que los de Primaria, Secundaria y Bachiller plasmaron sobre pequeñas piezas de papel los deseos que colgaron en un árbol instalado en uno de los pasillos de las Doroteas. Como recuerdo del Día de la paz, los alumnos más pequeños realizaron pulseras que regalaron al resto de sus compañeros y profesores.

CENTRO: Los colegios de Noreña suman sus voces para pedir el cese de todas las guerras

Cientos de alumnos de los colegios "Condado de Noreña" y "Nuestra Señora de Covadonga" de la Villa Condal sumaron ayer sus voces en un multitudinario acto celebrado en los jardines del Ayuntamiento para reclamar el cese de "todas las guerras del mundo" con motivo de la celebración del Día de la Paz.

Ambos centros educativos confluyeron a la una de la tarde frente al edificio institucional con una pancarta a la cabeza en la que podía leerse "unidos por la paz" y entonando cánticos que dejaban claras sus intenciones. "Somos pacifistas, no a los terroristas", cantaron, dejándose la garganta en algunos casos, unos estudiantes que se mostraron volcados con la causa.

La alcaldesa de Noreña, Amparo Antuña, se asomó al balcón del Consistorio micrófono en mano para darles las bienvenida y, seguidamente, un grupo de alumnos de sexto curso de Primaria leyeron conjuntamente un texto en el que expusieron su repulsa al odio, el racismo y otros males a los que achacan las contiendas bélicas. "Luchemos por un mundo nuevo sin empujones para ser los primeros", señalaron en una de las proclamas redactadas para la ocasión.

LAS CUENCAS: Los centros educativos de la comarca celebran el Día Mundial de la Paz con lecturas, sueltas de globos y canciones para concienciar a la sociedad

Los niños de los centros educativos del valle del Nalón dieron ayer una lección con la celebración del Día Mundial de La Paz. Los diferentes colegios de la comarca organizaron diversas actividades para conmemorar una jornada en la que la convivencia, el respeto, la bondad y los valores más profundos del ser humano cotizan al alza y se ganan un protagonismo que no deberían de perder los 364 días restantes del año.

La comunidad educativa del colegio La Salle de la Felguera fue una de las más vistosas, ya que ataviados con camisetas blancas recorrieron la distancia entre el colegio y el parque Dolores Fernández Duro. Allí, se leyó una manifiesto en favor de la paz, que escucharon atentamente los niños de todos los cursos, profesores, padres e incluso algunos viandantes que paseaban por el parque se pararon a acompañar a los estudiantes.

También en La Felguera, los alumnos del Colegio Público Benjamín Mateo celebraron el día de la Paz. Lo hicieron elaborando un gran arco iris, que en esta ocasión decidieron dedicar a los miles de refugiados que sueñan con la justicia y la libertad. Además, aprovecharon para leer un pasaje de Martin Luther King sobre los derechos humanos, con la esperanza de que algún día se hagan realidad. Así proclamaron al viento que "todos los hombres son creados iguales".

También en Sama hubo tiempo para que el Día Mundial de La Paz resonara con fuerza. Al mediodía, los niños del Colegio Nuestra Señora del Rosario salieron al parque para comenzar con la celebración de unos actos que incluyeron canciones y una suelta globos. Además, los pequeños se colocaron de tal forma que desde el aire se pudiese leer la palabra protagonista del día: Paz. Algunos familiares de los alumnos tampoco se quisieron perder la celebración y el espectáculo que ofrecieron los pequeños, y estuvieron junto a ellos durante el acto. La Paz hizo ayer acto de presencia en el Nalón.


ORIENTE: Los escolares riosellanos celebran el Día de la Paz, "que empieza en el patio del cole"

Más de 200 alumnos del colegio Nuestra Señora del Rosario marcharon por la villa

Cuando se habla de la paz se corre el peligro de caer en conceptos grandilocuentes y sólo opuestos al belicismo, pero en Ribadesella saben que "empieza en el patio del colegio, con actitudes de respeto, diálogo y mediación". Así lo explica Ana Puente, la directora del colegio Nuestra Señora del Rosario, que ayer marchó al completo por las calles de Ribadesella para reivindicar este valor.

El Día Escolar de la Paz y la No Violencia se conmemora hoy en realidad, pero al no ser lectivo los 216 alumnos del centro educativo celebraron la marcha ayer, una tradición con al menos dos décadas de historia. Salieron al mediodía del colegio y recorrieron la Gran Vía hasta la plaza del Ayuntamiento, desde donde se encaminaron a la plaza de la iglesia. Ataviados con guantes blancos y los más pequeños con adornos de palomas en la cabeza, los escolares formaron un círculo y leyeron un manifiesto, seguido de una oración. Uno de los momentos más esperados y especiales fue el de la representación teatral que hicieron los alumnos de segundo de Secundaria, "los maestros de los que vienen detrás", explicó Puente, ya que estos estudiantes abandonarán el centro en junio.

Los escolares estuvieron acompañados de algunos profesores y de algunas familias, pero también de voluntarios de Protección Civil y agentes de la Policía Local. El colegio riosellano celebró así una jornada educativa no gubernamental fundada en España en 1964 por el poeta y pacifista mallorquín Llorenç Vidal para una educación no violenta y pacificadora en el aniversario de la muerte del Mahatma Gandhi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine