Lne.es »

Hogares contra el abandono

Cientos de familias asturianas abren sus puertas para acoger o adoptar mascotas sin dueño que están en situación de vida o muerte

02.02.2016 | 08:49
Mar Martínez, junto a "Lucas" (primer término), "Laika" (pelaje claro) y "Nani".

Ayer, 1 de febrero, se celebró el Día Mundial del Galgo. Cada año en España miles de perros de esta raza son abandonados cuando dejan de ser útiles para la caza. Otros son sacrificados por sus dueños, como si se tratara de una mercancía con destino al contenedor.

A pesar de todas las campañas de concienciación, "el abandono de mascotas va a más", asegura Patricia Castellanos, una de las fundadoras de la asociación Espertar Animal Siero, una de las entidades que promueve las casas de acogida y la adopción de animales.

Mar Martínez vive en Oviedo y tiene en casa tres perros. La recién llegada se llama "Laika", no tiene raza concreta y estuvo a punto de ser sacrificada. Hoy, apenas quince días después de su aterrizaje en el piso de Mar y su marido Paulino en el barrio de La Tenderina, es la perra más feliz del mundo. Para muchas mascotas encontrar una casa de acogida es cuestión de vida o muerte.

La aventura que vive desde hace apenas un mes la gijonesa Yara Monteserín. Un día vio una foto de una perra "y me enamoré de aquella carina". El animal, de nombre "Lola", estaba en una perrera y cuando llegó a sus manos lo hizo en un estado lamentable. "Tiene unos tres años, es de raza mastín, sufría anemia y estaba llena de bichos, por fuera y por dentro". La vida de "Lola" no fue fácil hasta la fecha "y todavía hoy tengo que sacarla de casa cuando hay poca gente por la calle porque entra en pánico y se paraliza. Yo creo que si es por ella se queda todo el día escondida en una esquina".

Es cuestión de tiempo y de no agobiar. Yara tiene en casa otra perra, de nombre "Afri". "Al principio, riñas por todo. Hoy ambas se han acostumbrado a la presencia de la otra, se buscan para jugar y se dan mimos". "Lola" llegó a casa con 24 kilos y hoy ya pesa 32.

Nadie sabe a ciencia ciencia cuáles son las cifras reales del abandono de mascotas en España. Algunas asociaciones hablan de unos 106.000 perros abandonados a su suerte en 2015. Asturias es tradicionalmente una de las comunidades con menor índice de abandono. Y aun así hay multitud de animales que necesitan un hogar y decenas de protectoras que trabajan para encontrarles una familia.

Mar Martínez tiene junto a "Laika", otra perra de nombre "Nani", que es una foxterrier sorda y alérgica, de cinco años; y a "Lucas", un pastor catalán. Su dilatada experiencia conviviendo con perros le dice que cada ejemplar es un mundo, con su carácter. " 'Lucas' en casa es un peluche, cuando lo saco a la calle y no va suelto, saca su genio", explica.

A Mar y su marido Paulino les gustan los perros adultos, "esos que tienen mucho más difícil que una persona les adopte". Rompen, además, con esa idea de que a un perro adulto no se le puede enseñar. "Lucas", un pastor catalán, que llegó a casa con siete años, aprendió y mucho.

Tanto la ovetense Mar Martínez como la gijonesa Yara Monteserín aseguran que la acogida de perros en situación de abandono las llena de satisfacción. Los animales se han convertido en uno más de la familia y han encontrado en sus dueños de acogida la protección y cuidados que demandaban. Toda una segunda oportunidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine