El Padre Ángel clama a Europa

El fundador de Mensajeros de la Paz pide en Lesbos a la UE un esfuerzo mayor para evitar naufragios de refugiados

02.02.2016 | 03:43
El Padre Ángel, en Lesbos, con varios refugiados al fondo.

Abrumado por la magnitud de la tragedia y por la inacción de Europa. El asturiano Padre Ángel, presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, pidió en Lesbos, isla griega donde llegan cientos de refugiados cada día, que la Unión Europea ponga en marcha "más medios para evitar naufragios y muertes", como el ocurrido el sábado con más de cuarenta muertos como balance, y mejorar las condiciones de vida de las familias que se agolpan en los campamentos, tras tocar tierra europea.

El religioso visitó durante el pasado fin de semana el dispositivo que Mensajeros de la Paz tiene con la ONG Remar para atender a los refugiados que llegan a la isla de Lesbos. Esta colaboración se extiende a Atenas, Croacia y Serbia donde las dos organizaciones dan comida y mantas en cinco puntos, así como camas a las personas que hacen este viaje en condiciones muy precarias. En Atenas tienen un punto de apoyo; en Croacia otro, y en Serbia tres. En la localidad serbia de Presevo las dos organizaciones cuentan con una infraestructura de unas cuatrocientas camas.

Fue un viaje sobre el terreno, en primera línea de la costa a cuyas playas llegan regularmente desde hace muchas semanas las barcas a motor cargadas con refugiados, hombres, mujeres y niños, agotados y calados hasta los huesos. Es el mal menor; otros muchos dejan su vida en las aguas del Egeo. En Lesbos, una isla de unos 1.600 kilómetros cuadrados y una población de unos 86.000 habitantes, los refugiados deben someterse a un registro de identidad para poder permanecer en suelo europeo. camino de sus destinos finales, por lo general apuntando a los países del norte de Europa.

Esos últimos minutos de la travesía, desde las cercanas costas de Turquía, son especialmente peligrosos, tal y como relataba la socorrista asturiana Anabel Montes, enrolada desde la última semana de diciembre en uno de los equipos de salvamento marítimo. Hundimientos por sobrepeso, barcos destruidos contra las rocas, naufragios a causa de la mala mar y de la falta de pericia, se suceden con regularidad.

Una huelga de "ferries"

"Los sirios, afganos, iraquíes y nacionales de países en guerra reciben la documentación de refugiado, pero hay cientos de marroquíes, y de otros países africanos, que son refugiados políticos y que no reciben esta documentación que les permite viajar por Europa", denuncia Mensajeros de la Paz. Cientos de refugiados se hacinan en los campos de refugiados que estos días han visto aumentado su aforo a causa de una huelga del personal de los "ferries" que unen Lesbos y Atenas, la capital.

El Padre Ángel calificó de "auténtica vergüenza" lo que se está viviendo en esas puertas de Europa, con el Egeo y el Mediterráneo convertidos "en cementerios". Cada día llegan a Lesbos unas 1.500 personas huyendo de las guerras. El flujo se mantendrá, dicen, a medio plazo.

"Hemos visto ya la crudeza de la vida de esta gente que lo único que quiere es vivir", añadió el fundador de Mensajeros, una institución fundada en el año 1963, con presencia en 48 países y declarada de Utilidad Pública.

Las condiciones de los viajes son malas, en general, y algunas veces pésimas. Anabel Montes constató que muchos de los chalecos salvavidas que llevan los refugiados durante el viaje, y que se tienen que comprar ellos mismos, "están rellenos de cartón y otros materiales que no flotan", convirtiéndose en un peligro adicional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine