La mortalidad por cáncer desciende entre los varones asturianos, pero se estanca entre las mujeres

Las asturianas están por debajo de la media nacional en cuanto a riesgo de padecer cualquier tipo de tumor, mientras que los varones figuran entre los que presentan mayor riesgo de todo el país

03.02.2016 | 18:41

La mortalidad por cáncer entre los varones asturianos viene descendiendo desde hace dos décadas a un ritmo anual del 1 por ciento, mientras que entre las mujeres esta reducción se ha visto estancada desde 2003.

Según informa el Principado en una nota de prensa, las mujeres asturianas están por debajo de la media nacional en cuanto a riesgo de padecer cualquier tipo de tumor y se sitúan entre las que presentan menor riesgo de Europa. Los varones, en cambio, figuran entre los que presentan mayor riesgo de todo el país y en el conjunto de las regiones y países de la UE.

Coincidiendo con la conmemoración, este jueves, del Día Mundial de Lucha contra el Cáncer, la Consejería de Sanidad señala que los programas de detección temprana y la rápida incorporación de los últimos avances en los tratamientos quirúrgicos, farmacológicos y radiológicos a la sanidad asturiana están consiguiendo mejoras significativas en la supervivencia, especialmente entre los varones, que son los que registran los peores índices de mortalidad.

Con los últimos datos oficiales disponibles, el cáncer provocó en 2013, 3.620 muertes en Asturias, 2.193 en varones y 1.427 mujeres, lo que indica que continúa siendo un serio problema de salud en el que es preciso seguir incidiendo desde el punto de vista de la prevención.

En menores de 65 años el cáncer es responsable del 43 por ciento de los fallecimientos en varones y del 58% en mujeres. En todas las reas sanitarias, es la primera causa de muerte tanto en varones como en mujeres menores de 65 años.

En 2013, en varones, el de pulmón ocasionó más de la cuarta parte de los fallecimientos por cáncer (26 por ciento), seguido del colorrectal (11%), próstata (9%), vejiga (6%), hígado (5%) y estómago (5%). Entre las mujeres, el cáncer de pulmón (11%) figura en segundo lugar tras el de mama (13%) y por delante del de colon-recto (11%), páncreas (7%), linfomas (6%), ovario (6%) y estómago.

Cuando se analizan los fallecimientos por tumores malignos según grupos de edad, se observa que entre varones menores de 65 años los más frecuentes son el de pulmón y ciertos tumores digestivos (colon, hígado, cavidad oral, estómago y páncreas), mientras que en las mujeres los más frecuentes son los de mama, pulmón, estómago y ovario.

En mayores de 65 años, pulmón y colon siguen dominando entre los varones, seguidos de próstata, vejiga y estómago, mientras que entre las mujeres, el de colon asciende al primer lugar, seguido por mama, pulmón, páncreas y linfomas.

Con respecto al cáncer de pulmón, en 2013 fue la primera causa de muerte en varones entre 45 y 84 años, y en mujeres entre 55 y 74 años. El número de muertes por cáncer de pulmón en mujeres se ha triplicado en los últimos 20 años, pasando de 56 fallecidas en 1996 a 161 en 2013. En mujeres menores de 65 años el número de muertes debidas a cáncer de pulmón en 2013 se incrementó un 24% respecto del 2012.

Los hábitos nocivos como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol o la obesidad, estrechamente relacionados con el origen de algunos de los cánceres más frecuentes, siguen teniendo una alta prevalencia entre la población asturiana. Por esta razón, la Dirección General de Salud Pública recuerda que la prevención basada en hábitos de vida saludable constituye la estrategia más eficaz y eficiente para prevenir y controlar la enfermedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine