Lne.es »
Una tirante sesión en el Parlamento asturiano

El apoyo de Podemos a PP y Foro dispara la tensión entre los grupos de la Junta

El voto al candidato forista en la Mesa lleva al PSOE a acusar a la formación morada de ser "el brazo armado de la derecha"

06.02.2016 | 04:41
Pedro Leal saluda al presidente de la Junta, Pedro Sanjurjo.

Podemos dio un golpe en la Mesa y desbocó el ritmo de avance de la brecha que separa a los grupos de la Junta General del Principado. Su voto de ayer con la derecha, su apoyo al candidato de Foro para cubrir la vacante que ha dejado Ciudadanos en la Mesa de la cámara, tenía anuncio previo, pero haber disipado parte del suspense no libró a la formación morada del reproche airado de la izquierda ni le evitó la paradójica situación de volver a verse ovacionado desde la derecha.

Con la trinchera cavada bien a fondo en Asturias, casi a la misma hora que en Madrid los líderes nacionales de los dos partidos conversaban sobre un eventual gobierno, el portavoz de Podemos, Emilio León, encajaba riendo a carcajadas las duras acusaciones del PSOE. "Podemos se ha convertido en la muleta del PP", aseguró el socialista Fernando Lastra; "es el brazo armado de la derecha en Asturias", subió la apuesta el presidente del Principado, Javier Fernández. Cuando se recuperó del ataque de risa, León emplazó al jefe del Ejecutivo a "explicar por qué ha prorrogado los presupuestos que pactó con el PP y por qué pacta con el PP el inmovilismo en esta comunidad que se sitúa a la cola de la evolución en España". "Aquí el único pacto que sigue vigente", remata, "es el de Javier Fernández con el PP".

La batalla quedó servida una vez que ocurrió sin sorpresas lo previsto en la votación para darle un sustituto a Ignacio Prendes en la secretaría primera de la Mesa de la Junta. Salió elegido el forista Pedro Leal con un voto más que el otro aspirante, el diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé, gracias a que aquél tuvo a su favor los 23 votos del PP, Foro y Podemos y éste sumó los 22 de PSOE, IU y Ciudadanos, el único grupo que ahora queda fuera de la Mesa. Clamó entonces el partido naranja contra su exclusión del órgano de gobierno de la cámara, resultado de la "ruptura del consenso sobre la necesidad de sustituir a un diputado por otro de su mismo signo", aseguró el portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, antes de dar por muerto el "pluralismo" en la Mesa y de denostar el "apoyo insólito y reiterado de Podemos a la derecha".

El caso es que Podemos se queda con los reproches, con el aplauso de PP y Foro y con la llave de la Mesa, toda vez que la nueva distribución de asientos en el organismo -uno para cada grupo, con la sola excepción de Ciudadanos- le faculta para ejercer de árbitro entre las posiciones previsiblemente convergentes de PSOE e IU por un lado y de PP y Foro por otro. Cambia la correlación de fuerzas respecto a la composición que resultó del pacto alcanzado en junio entre PSOE, IU y Ciudadanos que dejaba sin sitio a Foro. Lo que no se modifica es la razón oficial del voto podemista. "Tenemos una postura muy clara", se justificó ayer Emilio León. "Todos los partidos deben tener voz en la Mesa y esperamos que haya una modificación del reglamento que permita que todos tengan además voto. A partir de ahí, hay cinco plazas y seis grupos y el criterio más elemental es el reparto en función del número de votos obtenidos. No entendemos por qué tanta preocupación".

Al tratar de explicárselo, Fernando Lastra pidió a la formación de León "que se dejen de falsas excusas. No hay ni recursos a la proporcionalidad ni cuentos, hay que poner el nombre del candidato de Foro en una papeleta y votarlo. Y eso es lo que han hecho. Si querían hablar de proporcionalidad, que le hubieran dado el voto al PSOE, que tiene cinco veces más votos que Foro". Más diplomático, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, lamentó que el año nuevo haya llegado a la Junta con "costumbres viejas". Con las votaciones de ayer, abunda el diputado, "se afianza el 'modelo Gijón' de acuerdo de Foro, Podemos y PP frente al 'modelo Oviedo', o la alternativa de izquierdas. Se afianza la parálisis y el bloqueo parlamentario frente a una iniciativa de liderazgo de Asturias que debería tener el Parlamento".

Un "pacto oculto"

El aire que viene por la derecha para aliviar a Podemos celebra, por boca del diputado popular Luis Venta, que ayer "la democracia y la proporcionalidad de la Mesa quedaron restituidas. Es un ejercicio democrático en el que algunas partes no creen. Nosotros votamos lo mismo que hace seis meses, cuando se estableció un pacto oculto en el que quedaron desplazados en cuanto a su proporcionalidad no uno, sino tres partidos, Foro, PP y Podemos. Queda claro que no se heredan los puestos y que la democracia sigue viva en esta Junta, respetando lo que han votado los ciudadanos".

En la misma línea, la portavoz de Foro, Cristina Coto, agradeció "el ejercicio de regeneración democrática al festejar "que el PSOE ha perdido la mayoría en la Mesa" y que "se haya reconducido el atropello que se consumó al constituir la Mesa, cuando el PSOE cedió sus votos para apoyar a Ciudadanos y desplazar a Foro del puesto que le correspondía". En aquel momento, abunda, "saltó por los aires el principio de proporcionalidad que rige el funcionamiento de la cámara para utilizar la Mesa como sistema de premio hacia los afines y castigo a los que no lo son".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine