Ciudadanos aspira a ocupar la vocalía sin voto que tenía Foro en la Mesa de la Junta

El nuevo reparto de puestos en el órgano de gobierno induce a redistribuir los despachos de los grupos en el edificio

08.02.2016 | 03:56
La diputada de Ciudadanos Diana Sánchez habla con los de Podemos Emilio León y Daniel Ripa, de espaldas, el viernes en la Junta.

El nuevo reparto de escaños en la Mesa de la Junta General del Principado trastoca la correlación de fuerzas el órgano de gobierno de la cámara, previsiblemente alterará la distribución de los espacios de trabajo que los grupos ocupan en el edificio y tal vez no, o eso al menos espera Ciudadanos, el estatus de la única formación política a la que el reglamento, en la situación actual de cinco puestos para seis partidos, deja fuera del organismo. Ciudadanos es ahora ese grupo sin Mesa. La votación del viernes para cubrir la vacante de Ignacio Prendes excluyó al partido naranja, le reemplazó por Foro gracias a los votos de Podemos alineados con el bloque de la derecha, y eso obliga a Ciudadanos a tratar de minimizar los daños. Aspiran a ocupar el papel que hasta ahora tenía Foro, el de "vocal adscrito" con voz pero sin voto, y a mantener de paso, en el capítulo de personal, el administrativo que trabajó a su servicio mientras ocuparon la secretaría primera.

En el acuerdo que abrió la legislatura en la Junta, el pasado junio, PSOE, IU y Ciudadanos hicieron frente al reparto de cinco puestos entre seis grupos dejando fuera a Foro, pero otorgándole, a propuesta de la formación naranja, un cargo novedoso de "oyente" con derecho a asistir a las reuniones pero no de votar las decisiones. Como consecuencia, los foristas se adjudicaban también un trabajador, un administrativo al servicio de su trabajo en la Mesa, igual que los grupos que ocupaban secretarías.

Ahora que la entrada de Pedro Leal (Foro) por Ignacio Prendes (Ciudadanos) saca a los naranja de las decisiones, éstos esperan no perder en la refriega más que lo que ya han perdido, el derecho al voto en el órgano de gobierno. El portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, no aprecia motivos para que ningún grupo se oponga a esta fórmula de "mismo estatus, cambiando los papeles". Por si acaso, el parlamentario recuerda que fueron ellos quienes en junio propusieron esta solución que se inventaba el puesto de oyente y cedía el administrativo.

En esta cámara cada vez más tirante, en la que la tensión entre los grupos creció el viernes a cuenta de las dos opciones para reemplazar a Prendes en la Mesa -mantener a Ciudadanos o dar entrada a Foro-, la junta de portavoces prevé debatir hoy el otro efecto previsible del relevo en el órgano de gobierno, la redistribución de los espacios de los partidos en el edificio. Con el nuevo reparto, Foro tiene en teoría derecho al despacho de la secretaría primera que ocupaba Ciudadanos. El asunto está en que el pacto de junio obligó a buscarle a Foro unos locales que ahora tendrá que reorganizar de acuerdo con la formación naranja. "Debería pensar que tiene que repartirlo con Ciudadanos", asegura el portavoz socialista, Fernando Lastra, "porque de otro modo éstos se quedarían sin el espacio mínimo". Sabiendo que el reparto de despachos ya fue motivo de fricción en junio, teniendo en cuenta el nivel de tensión que ha alcanzado el parlamento, o que Foro y Ciudadanos ya se las tuvieron tiesas el martes a cuenta de la sustitución del presidente de la Comisión de Educación, la votación del viernes amenaza con reabrir no tan viejas heridas. De momento, decía ayer Nicanor García, sobre la cuestión del espacio "es prematuro hablar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine