El asturiano se habla y se escribe en la Junta, pero no es "oficial"

IU cuestiona que las comunicaciones bilingües exijan cambiar el reglamento: "Puede decidirlo el presidente de la Cámara"

23.02.2016 | 02:10

Gaspar Llamazares contó con ironía la amplitud de los problemas de comunicación que sufre la Junta General del Principado. "Teníamos dificultades para la comunicación en asturiano y ahora las tenemos también para la transmisión a través de las redes". Algún "fallo informático" impidió ayer que los grupos conocieran a tiempo el informe por escrito del Letrado Mayor de la Junta sobre la licitud normativa del uso del asturiano en la Cámara, así que el debate volvió a aplazarse una semana. Cuando pase, el lunes, los grupos habrán cumplido tres semanas encallados en la discusión sobre si la comisión de estudio sobre el uso y promoción de la llingua puede efectuar las convocatorias de sus sesiones en formato bilingüe, como reclama IU.

El Letrado ya dijo de palabra el lunes que la inclusión del asturiano en las comunicaciones de la Junta con sus diputados requeriría una modificación del reglamento de la Cámara que rechaza por supuesto el PP, principal opositor a la iniciativa, que tampoco admite Foro y a la que también se muestra reticente el PSOE, poco partidario por boca de su portavoz, Fernando Lastra, de aceptarlo sin consenso, de "crear polémicas artificiales" o de "hacer un reglamento para convertir en oficial lo que no lo es". Ciudadanos acepta el bilingüismo para esta comisión en concreto y "estudiaría" una reforma reglamentaria, sumando esta inclinación al sí al apoyo explícito que ya le dan IU y Podemos.

La coalición, eso sí, enredó más el debate aderezándolo ayer con su convicción de que la modificación del reglamento podría no ser imprescindible. "A través de una resolución del presidente de la Cámara", afirma el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, "se pueden poner en marcha resoluciones que remedien estos problemas, sobre todo si es para aplicar la ley de uso del asturiano dentro de los muros del parlamento, lo cual es lógico".

La discusión, en todo caso, se enmarca en el matiz reglamentario que ayer subrayaba Lastra. En la práctica cotidiana de la Junta, el uso del asturiano por parte de los diputados es relativamente habitual y está permitido, "otra cosa es cómo la Cámara se dirige a los parlamentarios o cómo hace sus convocatorias", señala el portavoz socialista, del mismo modo que "después de las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Asturias y del Constitucional los ciudadanos pueden dirigirse a la Administración en asturiano, pero esa obligación no existe a la inversa, porque la lengua no es oficial".

Todas las comunicaciones de la Junta se realizan en castellano, confirman expertos del ámbito jurídico. "En principio, el idioma oficial de la Junta es el castellano", apuntan las mismas fuentes. Pero existe un artículo del reglamento de la Cámara, el número 11, que señala expresamente que, en el marco de lo dispuesto por el Estatuto de Autonomía y, en su caso, por la legislación que lo desarrolle, "los diputados podrán utilizar el bable en el ejercicio de sus funciones parlamentarias". Es el caso de los diputados del IU y Podemos, que en el encabezamiento de los asuntos a tratar en el orden del día de la última comisión de Educación formularon los mismos en asturiano y así aparecen recogidos en la convocatoria. O el del punto del orden del día del Pleno de esta semana en el que el parlamentario de Podemos Andrés Ron efectúa en bable una pregunta a la consejera de Infraestructuras.

"En el ejercicio de su actividad parlamentaria se puede utilizar indistintamente el asturiano y el castellano, apuntan fuentes conocedoras del reglamento de la Cámara. Con una precisión. Si se recoge en bable el encabezamiento de algún asunto del orden del día en una comisión parlamentaria es porque así lo trasladó, por registro, el grupo parlamentario de turno. "Ahí la Junta no entra en disquisiciones", continúan los expertos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine