25 de febrero de 2016
25.02.2016

La incidencia de la gripe vuelve a caer, aunque se mantiene en fase epidémica

El número de casos disminuye en todas las edades, especialmente en el grupo de 5 a 14 años

25.02.2016 | 15:56

Los casos de gripe han vuelto a descender en Asturias hasta situar la tasa de incidencia en 191,5 casos por cada 100.000 habitantes, lo que rompe de nuevo la línea ascendente de la pasada semana, según los datos de la Red de Médicos Centinela de Asturias. Por grupos de edad, la incidencia disminuye en todas las edades, especialmente en el grupo de 5 a 14 años.

También se ha registrado una nueva disminución de la tasa de aislamientos, lo que puede indicar que podría estar comenzando la fase de descenso de la onda epidémica de esta temporada. No obstante, y dada la inusual evolución de la enfermedad desde el inicio de 2016, los datos de las próximas semanas determinarán si Asturias ha entrado ya en esa fase de descenso.

Por su parte, la evolución de la gripe en el conjunto del país parece indicar que el ascenso se estabiliza y se está alcanzado el máximo de la onda epidémica nacional.

Desde el inicio de la temporada 2015-16, se han notificado 1.075 casos graves hospitalizados confirmados de gripe en todo el territorio nacional y procedentes de todas las comunidades autónomas. El 59% de ellos son hombres y la incidencia más alta se registra en el grupo de 45-64 años (37%) y en el de mayores de 64 (35%).

En el conjunto del país, se han notificado 77 defunciones por gripe confirmada por laboratorio en trece comunidades autónomas.

En Asturias, la vigilancia de casos graves hospitalizados se realiza de forma centinela en el Área Sanitaria IV. Hasta esta semana se han notificado 29 de ellos, con una tasa de 8,7 por 100.000 habitantes. El 45% requirieron ingreso en la UCI (13) y se produjeron cuatro muertes (14%). Hay una predominancia de varones (69%) y el 76% de los casos son menores de 65 años. Sólo consta la vacunación en un 10% de los casos con factores de riesgo. Los fallecidos tenían entre 49 y 77 años, dos con múltiples factores de riesgo y los otros dos con situaciones de inmunodeficiencia, y uno de ellos estaba vacunado.

Salud Pública recuerda que la gripe es una enfermedad infecciosa benigna pero de alta incidencia. Produce sobre todo síntomas respiratorios y está causada por un virus que se contagia muy fácilmente. Por ello, se recomienda extremar la higiene y toser y estornudar en pañuelos desechables o sobre la manga, a la altura del codo, cuando no se disponga de ellos, ya que se transmite de persona a persona, principalmente al hablar, toser o estornudar y por gotitas de saliva o secreciones nasales que pueden quedarse en las manos, en otras superficies o dispersas en el aire.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine