Lne.es »

Josef Ajram: "La Bolsa no es un juego; quien lo crea así, perderá"

El experto catalán, que dará el viernes en Oviedo un curso bursátil, asegura que "invertir con presión aboca al fracaso"

28.02.2016 | 04:36
Josef Ajram, en una de sus intervenciones.

Ni la Bolsa es un juego ni el último recurso para salir de pobre. El que lo tome como un juego, sin más, acabará perdiendo... el juego y el dinero. El que piense en la Bolsa como un clavo ardiendo, se quema fijo.

No es palabra de Dios pero responde a la generalidad. El que se lo tome a broma, palma; el que se lo tome a modo de todo o nada, también.

El primer consejo de Josef Ajram. experto en Bolsa, nacido en Barcelona en 1978, es la prudencia. Ajram estará el viernes en Oviedo impartiendo un curso sobre Bolsa en el hotel Ayre Palacio de Congresos, organizado por la empresa de formación, comunicación y eventos The Go! Marketing Team y con la colaboración, entre otros, del Colegio de Economistas de Asturias.

Una ocasión para romper tópicos en torno al parqué bursátil.

Primer tópico: el pelotazo. "Eso de querer dar el pelotazo es muy español", asegura Josef Ajram, "pero la Bolsa requiere orden, ir poco a poco. Lo ideal es obtener una diversificación de nuestros ahorros y convertirlos en un sueldo extra. Se puede vivir de la Bolsa como única fuente de ingresos". Pero de fórmula fácil de pelotazo, nada.

Segundo tópico: los valores conocidos, los más seguros. "No es verdad. Un ejemplo: el banco Popular está ahora en su cotización mínima en los últimos 25 años. Por lo general la gente conoce las firmas del Ibex 35, pero la Bolsa española, que es pequeña, está compuesta por muchísimos otros valores que no son ni mejores ni peores que los más conocidos".

Tercer tópico: para lo no expertos, la Bolsa es inexcrutable. "En absoluto -afirma Josef Ajram-. En realidad la Bolsa no tiene una gran dificultad teórica, pero es bueno observar y aprender. Como todo en la vida. A la inmensa mayoría de las personas les cuesta trabajo ganar y ahorrar dinero, pero si no se hacen las cosas bien a la hora de invertir lo normal es perderlo. Nadie está programado para perder porque nuestra genética es ganadora. De los errores se aprende, por supuesto, pero siempre que estemos dispuestos a aprender. La mala suerte sirve para justificar un fracaso, pero no de justificación permanente".

Cuarto tópico: lo mejor es tomarse la Bolsa como un divertimento. Mejor no tomárselo a broma. "Es como si te estropea el coche y dices: esto lo arreglo yo... Lo más fácil es que acabes llevándolo a un taller y pagando más. Este es un mundo muy amplio, la Bolsa es algo muy global, así que es importante tener claro qué queremos saber, en qué queremos especializarnos. Hay expertos en Bolsas extranjeras, pero también en divisas o en el mercado del petróleo, y cada activo opera de forma muy diferente. Siempre pongo el mismo ejemplo: mis padres no son médicos, son pediatras. Hay especialistas en las empresas del Ibex 35 y otros que centran sus esfuerzos en valores de pequeña capitalización. Debemos tener presentes nuestras circunstancias. Si no tengo tiempo por las mañanas, pues a lo mejor no debería especializarme en la Bolsa española".

Quinto tópico: esto de la Bolsa es un chanchullo entre cuatro. Asegura el experto Ajram que en España "existen mecanismos de supervisión muy fuertes. El incumplimiento de determinadas normas puede dar lugar a delitos penales. Uno de los problemas es el exceso de información, que es tremendo. Hay peligro de dejarse contaminar por opiniones interesadas o bulos, y por eso es tan importante saber filtrar esa información. Pero la Bolsa, en todo caso, no es algo minoritario. Se calcula que unos nueve millones de españoles están directamente involucrados en ella".

Sexto tópico: es bueno fiarse de la intuición. No es buen negocio, como tampoco lo es lanzarse a invertir en Bolsa como último recurso ante situaciones de desempleo o dificultades económicas. "Cuanta menos presión tengamos a la hora de invertir, mucho mejor porque si no estamos abocados al fracaso", explica Josef Ajram, para quien la impaciencia es otro error de bulto. "La situación actual en España, sin Gobierno, no es la mejor para jugar en Bolsa, porque el dinero siempre evita la incertidumbre. Lo prudente es esperar. Merece la pena comprar algo más caro, pero en situación de menor duda. Para todos, también para el Ibex 35, sería muy bueno que España tuviera un Gobierno estable cuanto antes".

Séptimo tópico: la crisis en la Bolsa china nos va a llevar a todos por delante. "La Bolsa china es irreal. Hablamos de un país con una cultura jugadora inmensa pero en el que, por ejemplo, los casinos están prohibidos. Cuando un país tiene una Bolsa artificialmente inflada el batacazo es inevitable. Y lo que queda por venir. Pero determinadas crisis bursátiles pueden beneficiar a España para captar el dinero de las economías emergentes. A pesar de todas las dificultades nuestro país tiene recorrido y solvencia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine