Lne.es »

El Principado ultima un plan para ofrecer refugio y asistencia a los refugiados

El consejero Guillermo Martínez reclama a la Unión Europea una acción global para la gestión de la crisis humanitaria siria

29.02.2016 | 18:50
El Principado ultima un plan para ofrecer refugio y asistencia a los refugiados

El Gobierno de Asturias ultima la redacción de un plan integral de acogida que implica a seis consejerías y que permitirá ofrecer residencia y atención a las personas desplazadas que lleguen al Principado. El proyecto, en el que colaboran también las oenegés especializadas y los municipios, a través de la Federación Asturiana de Concejos (FACC), persigue concretar todos los recursos disponibles y sumar esfuerzos para ofrecer una respuesta adecuada al drama que afronta la población refugiada.

El consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, ha expuesto hoy en la Junta General del Principado las iniciativas que ha impulsado la Administración autonómica ante este desafío. "Nuestra intención es disponer de un plan fruto de un proceso de participación y coordinación con todas las instituciones y agentes, sumando esfuerzos y sinergias", ha subrayado.

Este plan incorporará varios protocolos de actuación en los ámbitos sanitario y educativo, además de medidas relacionadas con la empleabilidad, de manera que favorezca la asistencia, en todos los ámbitos, de las personas desplazadas que lleguen a Asturias. En este sentido, se prestará especial atención a la rápida escolarización de los menores, porque la rutina de ir al colegio les devuelve la sensación de seguridad y les ayuda a superar los traumas. También se abordará la eliminación de las barreras de acceso a la educación tales como el transporte escolar, el servicio de comedor o los recursos materiales, así como la acogida sociolingüística y el aprendizaje del español.

Todas estas acciones se basan en las pautas desarrolladas por las organizaciones especializadas en la atención a personas con protección internacional, que establecen dos períodos diferenciados en el proceso de acogida; en el primero, de unos seis meses, los refugiados reciben formación sobre la lengua y legislación del país que les recibe y, generalmente, residen en centros de las oenegés. En la segunda fase, las administraciones autonómica y local, además de la ciudadanía, tienen una función fundamental en su adecuada integración social.

La dramática situación siria

Guillermo Martínez ha señalado que la respuesta a la crisis humanitaria que viven hoy cuatro millones de personas sirias desplazadas, según las cifras de Naciones Unidas, exige la cooperación de las administraciones implicadas y el liderazgo del Gobierno de España. "El mejor modo de hacerlo es articular una estrategia a nivel nacional y europeo que permita sumar esfuerzos y aprovechar recursos", ha asegurado.

El titular de Presidencia ha recordado que actualmente se está produciendo el mayor éxodo de población desde la Segunda Guerra Mundial, con 60 millones de personas refugiadas en 125 países. A su juicio, resulta imprescindible articular vías seguras de llegada a Europa de los solicitantes de protección internacional, de forma que se acabe con las redes de tráfico de personas que llegan procedentes de Siria, pero también de Irak, Afganistán, Eritrea, Pakistán, Somalia, Nigeria, Sudán, Gambia y Malí.

En este contexto, el consejero ha señalado que a las comunidades autónomas les corresponde ofrecer su solidaridad y garantizar una adecuada recepción a quienes han abandonado sus hogares por necesidad, así como exigir al Estado la máxima celeridad en la articulación del proceso y toda la información posible para hacerlo en las mejores condiciones. "Sin embargo, hemos comprobado que el Gobierno central tiene una visión muy diferente a la nuestra y desde el principio ha orillado a las comunidades, negándose a diseñar un plan de acogida de personas refugiadas", ha lamentado. También ha exigido al Ejecutivo de Rajoy datos sobre los perfiles, la distribución por autonomías y el calendario de llegada de los más de 10.000 desplazados que está previsto recibir en España.

Igualmente, ha considerado que la Unión Europea ha fracasado en la gestión de esta crisis ya que, en la práctica, cada país ha respondido por su cuenta "algo que causa bochorno e indignación a la ciudadanía", por lo que ha solicitado un proyecto de acogida a nivel europeo frente a este "drama humano".

421.125 euros en ayudas autonómicas

Guillermo Martínez también ha detallado los esfuerzos realizados por el Gobierno de Asturias para ayudar a la población siria desplazada. Así, ha recordado que, entre otras, en 2012 se concedieron dos ayudas de emergencia, una de 74.125 euros a la organización Mensajeros de la Paz destinada a la asistencia de las personas refugiadas en el campo de Zatarí (Jordania) y otra de 22.000 euros dirigida al Comité de Solidaridad con la Causa Árabe para la atención de ciudadanos sirios en el Hospital Human Call de Líbano. Además, en septiembre de 2015 se otorgaron 70.000 euros para la rehabilitación de cuatro edificios en Lesbos (Grecia), con capacidad para albergar a 600 personas, y otros 70.000 en diciembre del mismo año para atención humanitaria urgente. En total, desde el inicio de la guerra, el Principado ha aportado 421.125 con el propósito de mejorar la situación de los desplazados.

Paralelamente, también se han destinado fondos a otras poblaciones en conflicto, como la sudanesa refugiada en el Chad o la palestina refugiada en Siria, el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y los saharauis de los campamentos argelinos de Tindouf.

Al margen de la mesa de trabajo constituida por el Gobierno de Asturias con municipios y oenegé,s y el grupo interno de coordinación que reúne a representantes de las consejerías de Presidencia, Hacienda, Empleo, Educación, Servicios Sociales y Sanidad para el diseño del plan de acogida, desde el Principado también se han impulsado diversas acciones de sensibilización para concienciar a la ciudadanía sobre el conflicto.

El consejero ha citado, entre otras, la colaboración con la edición del cortometraje Quiero irme de casa, realizado por Mensajeros de la Paz, para acercar al alumnado de Secundaria a la realidad de los campos de refugiados; las jornadas formativas para profesionales de diferentes servicios celebradas en Oviedo, Arriondas y Castropol; un taller específico para profesorado; la elaboración del material Mi cole, tu refugio, una guía para el tratamiento del éxodo de personas refugiadas en el currículo educativo; la campaña Refugio contra la barbarie, impulsada en colaboración con la FACC; la Coordinadora de ONGD´s y el Consejo Asturiano de la Juventud, y la recreación de un pequeño campo de refugiados en la plaza de los Maestros de Oviedo el pasado mes de diciembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine