Una tutela con trampa

03.03.2016 | 01:56

Tres primos son los protagonistas de un hecho real en el que el Principado, tutor legal de su tía hasta su fallecimiento, les reclama ahora 25.587 euros por la deuda acumulada durante su estancia en una residencia pública. Pero curiosamente, el propio Principado no les había rendido cuentas al fallecimiento de su tía, tal y como establece la legislación, al igual que cuidar del patrimonio de la anciana, según su propio relato. La reclamación está en vía judicial.

Los herederos habían liquidado con los Servicios Tributarios del Principado el impuesto de sucesiones tras el fallecimiento de su tía, sin tener conocimiento de que existía tal deuda con el Principado, que en 2012 les reclamó el abono de la deuda pendiente.

Pero no sólo eso. Los familiares se encontraron con la reclamación del Principado en el buzón de un piso que era propiedad de su tía y por el que ellos habían liquidado los impuestos correspondientes. En la carta se especificaba que los herederos eran desconocidos. También entre la documentación que han aportado figura el expediente seguido ante el Ayuntamiento de Corvera respecto a la herencia, y en el que consta la intervención de Servicios Tributarios del Principado. Ahora, a la deuda pendiente se suman los intereses acumulados por el retraso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine