16 de marzo de 2016
16.03.2016

"Ropa vieya", un bocado de oro

El gijonés Jorge Solís se alza con el premio "Montera picona" en el noveno Campeonato regional de Pinchos y Tapas, con 172 locales participantes

16.03.2016 | 03:53

¿Qué se puede hacer con las sobras del cocido de garbanzos? Pues un pincho o una tapa como la que se alzó ayer con el primer premio, la "Montera picona de oro", del IX Campeonato de Pinchos y Tapas de Asturias, en el que participaron 172 establecimientos de 29 concejos de la región. El triunfador, Jorge Solís, del restaurante Ciudadela (Gijón), bautizó su obra como "Ropa vieya". El segundo clasificado fue Alex Sampedro, de la Taberna Café Gijón, con el pincho "El penúltimo", y el tercero puesto se lo llevó Bruno Lombán, del restaurante Quince nudos (Ribadesella), con el pincho bautizado "Bajamar".

El Palacio de Congresos Calatrava, en Oviedo, acogió ayer la entrega de premios. Un acto al que asistió numeroso público y en el que se pudieron ver, que no probar, los pinchos y tapas participantes. Para quitar la "gusa" había buenos quesos, jamón... y vino.

"La gastronomía es uno de los elementos más importantes de atracción que tiene el Principado", afirmó el director general de Turismo, Julio González Zapico. "Este certamen pone en valor la cocina asturiana moderna, innovadora, que mezcla con los sabores y productos tradicionales. Y además, contamos con jóvenes cocineros que aseguran un futuro más que prometedor", añadió.

Jorge Solís desgranó la composición del pincho ganador, "Ropa vieya", cuya base es el cocido de garbanzos sobrante. Se hace un puré con los garbanzos y comino; con las carnes se elabora un rulo glaseado, y a la sopa del cocido se le añaden manitas de cerdo y ternera, para hacer una salsa gelatinosa. Con el compango se hace en el microondas un bizcocho que queda como migas, para mojar en la salsa.

"Estoy sorprendido, porque no me esperaba para nada ganar el concurso con un pincho que me resultó tan sencillo de elaborar. Lo aprendí en Canarias cuando empecé a trabajar. Allí le llaman ropa vieja, y se me ocurrió que podía trasladarlo aquí para aprovecharlo todo. No se puede tirar nada", explicó el ganador. También destacó la enorme participación de restaurantes y bares de toda la región. "Lo más importante es la proyección de este concurso. Esta es la quinta vez que llegamos a la final, pero el nivel es muy bueno", aseguró tras recoger el premio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine